Marruecos exporta Covid-19 a través de inmigrantes ilegales y miente sobre los números en el Sáhara Occidental ocupado

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- En las últimas semanas, varias “pateras” (embarcaciones clandestinas que transportan migrantes) han llegado a las Islas Canarias desde el Sáhara Occidental Ocupado con 62 infectados con Covid-19.

Según la agencia EFE solo en los últimos días, hubo 25 infectados entre los 68 ocupantes de dos barcos que salieron de El Aaiún y llegaron a Fuerteventura.

Estos son solo los casos conocidos, ya que muchos migrantes no sobreviven al cruce del Atlántico de 110 km y otros llegan sin ser detectados.

La ruta es bien conocida y la utilizan tanto los inmigrantes subsaharianos como los saharauis que huyen del clima de terror y apartheid en los territorios ocupados por el régimen marroquí.

El chantaje en España

Todo el proceso es conocido tanto por las autoridades como por el propio gobierno marroquí, que hace la vista gorda y utiliza la migración ilegal como un medio de presión sobre la Unión Europea.

El 23 de junio en una entrevista de radio, García-Margallo, quien fue Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación del Gobierno español del PP de 2011 a 2016, reconoció en el programa “En Cerrados” presentado por Alberto Benzaquén, el uso de inmigración ilegal por parte de Marruecos y presión en la frontera para chantajear a España y condicionar su política exterior en África.

La ruta

Varios países africanos no requieren visas para entrar en Marruecos. Los africanos de estos países y otros llegan a Casablanca y Marrakech, donde se ponen en contacto con los traficantes de personas conocidas como “intermediarios”.

Estos intermediarios tienen contactos en El Aaiun, Dajla, Bojador en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Mohamed, un activista de derechos humanos, nos explica todo el viaje.

“Los inmigrantes ilegales son transportados a los territorios ocupados desde Agadir, escondidos en vehículos de intermediarios, pasan los innumerables puntos de control con sobornos a la gendarmería y policías.

Este transporte solo se realiza después de que se confirman las condiciones atmosféricas favorables y las partes de los barcos “pateras” ya están en los territorios ocupados.

Las partes de madera para construir los barcos provienen de Esaouria a Agadir y se transportan en camiones relacionados con la pesca a los territorios ocupados donde se ensamblan en lugares secretos.

Después del cruce, que dura unas 24 horas, pero puede demorar más si tienen que esperar hasta el anochecer, las “pateras” se incendian o destruyen.

Los que sobreviven al cruce dicen que ingresaron a Europa con “una visa de Dios”.

Todo esto se hace con el conocimiento y la connivencia de Marruecos, además de los empleados que reciben sobornos, el propio Estado marroquí cierra los ojos.

Marruecos “permite” que los inmigrantes ilegales lleguen a las costas de España continental y las islas como una forma de presionar a la UE para que otorgue más subsidios, pero también para “castigar” a la UE cada vez que hay decisiones desfavorables para Marruecos en el tema del Sáhara Occidental.

Covid-19 en los territorios ocupados

Se desconoce el verdadero número de infectados con Covid-19 en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y el gobierno marroquí está manipulando la realidad no solo en el Sáhara Occidental sino también en el territorio legítimo de Marruecos.

Estos casos de migrantes infectados muestran que hay cadenas de transmisión activas y que los infectados han estado en contacto con traficantes, conductores y lugares de espera con un número significativo de personas que se mueven en las ciudades de los territorios ocupados.

Además de estos casos, existen los “casos oficiales” como el foco publicado ayer por el Ministerio de Salud marroquí de 12 infectados en El Marsa, un pueblo cerca de El Aaiun en una empresa vinculada a la pesca.

Según un activista saharaui de los territorios ocupados:

“Marruecos afirmó tomar medidas preventivas antes de que se levantara la cuarentena, pero eso fue solo una falsa propaganda.

Marruecos es responsable de la propagación de Covid 19 en el Sáhara Occidental desde el principio.

Se permitió la entrada de colonos y pescadores sin ningún tipo de control. Marruecos es responsable de difundir información falsa, poner en riesgo a la población saharaui y no preparar hospitales y médicos, además de no haber realizado pruebas.

Los hospitales, especialmente el hospital central en los territorios ocupados en El Aaiun, se parecen más a los vertederos que a los hospitales. No hay higiene, no hay desinfección.

En mi opinión, Marruecos debería ser acusado de querer propagar el virus intencionalmente en los territorios ocupados.

La población tiene miedo”.