Cómo y por qué las drogas marroquíes son incautadas por el Frente Polisario

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.-En los últimos años, el narcotráfico marroquí ha utilizado cada vez más la ruta a través del Sáhara Occidental ocupado, siendo el destino final la región del Sahel y los grupos terroristas que son parcialmente financiados por el contrabando de drogas y armas.

Desde 2015, se han incautado más de treinta toneladas en operaciones realizadas en la ruta que cruza el territorio saharaui y va desde el muro de separación marroquí hasta las regiones saharauis de Mauritania, Malí y Níger.

El lunes y martes pasado, las fuerzas armadas saharauis confiscaron 3.775 kilogramos de hachís en Agüenit, al sur de los territorios liberados por Polisario, y un día después, 775 kilogramos fueron confiscados en la zona vecina de Dugej.

En la primera operación, cuatro personas fueron arrestadas y confiscadas armas de asalto, una cantidad importante de municiones y vehículos todoterreno de alta potencia.

Miembros de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) estuvieron presentes como testigos en la operación de quema de la droga incautada.

El gobierno saharaui ha informado repetidamente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre la actividad del narcotráfico que sale de los territorios ocupados. La última comunicación al CSUN fue el miércoles pasado, después de la incautación de más de cuatro toneladas de hachís en las dos operaciones mencionadas anteriormente.

Sidi Omar, representante del Polisario ante la ONU, responsabiliza al Reino de Marruecos de estas operaciones, que atribuye a su estatus de mayor productor mundial de resina de cannabis, como se refleja en los informes de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen.

Esto es solo la punta del Iceberg, nos comenta un activista saharaui de derechos humanos, los territorios ocupados están inundados de narcotráfico y todo esto solo es posible con la complicidad y el conocimiento del gobierno marroquí, afirma.”

¿Dudas de eso? Entonces, explícame cómo es posible ingresar miles de kgs de hachís en un territorio donde se vigila de cerca toda la circulación, donde los autos deben detenerse docenas de veces antes incluso de ingresar a la zona en los puntos de control de la Gerndamería. En los territorios ocupados, hay fuerzas militares, policiales y auxiliares, más de 15 miembros por cada saharaui, controlando todos nuestros movimientos.

Puede ver en los vídeos, todas las carreteras, todas las avenidas con coches de policía, el contingente de la ONU está en todas partes, aunque son completamente inútiles, pero están en todas partes. Por un lado, tenemos el Atlántico, por el otro, tenemos el muro de separación más grande del mundo, con 2720 km, con más de 100 000 soldados marroquíes, con equipo militares pesados, satélites, drones, toda la última tecnología. ¿Cómo es posible que cada día crucen camiones llenos de drogas y otros productos ilegales? Dime. Todos están involucrados en esto. También usan drogas como una forma de presión e influencia en la UE. y en los Estados Unidos, como lo hacen con los inmigrantes ilegales, es la misma estrategia “.

Los miembros del Frente Polisario también cuestionan cómo es posible que los narcotraficantes pasen a través del muro, sin ser detectados, por ninguno de los 100,000 soldados marroquíes, equipados con sotisficados radares capaces de detectar el paso de un pequeño animal, y luego cruzar, sin despeinarse, un campo de siete millones de minas antipersona y antitanque que protegen todo el perímetro de ese muro, sin el conocimiento de las autoridades marroquíes de ocupación militar.

Un representante saharaui en Europa nos dijo que el 31 de marzo de 2020 se incautaron 3600 kg de hachís en el área de Aguinit, el 2 de marzo de 2020, 725 kg en Edougej y, el 6 de febrero de 2020, 550 kg. en Bougerba.

El tráfico ilícito de drogas está profundamente arraigado en Marruecos con la complicidad de los agentes de la ley locales, aunque la mayoría de las drogas producidas o transportadas están destinadas a los mercados europeos, un gran número de ellas están destinadas a financiar grupos terroristas con sede en los países del Sahara y África subsahariana.

La principal droga exportada desde Marruecos son los derivados del cannabis producidos en el norte de Marruecos. Para llegar al Sáhara Occidental ocupado, necesitan cruzar el país sin ser detectados, lo que sería imposible sin la ayuda de las fuerzas policiales.

Marruecos hace una gran propaganda sobre su “lucha contra el narcotráfico internacional” y recibe, debido a esto, grandes cantidades de fondos de la UE y los Estados Unidos para combatir el terrorismo, para las fuerzas armadas y las unidades antidrogas. Marruecos es el mayor receptor de ayuda de la UE en el Mediterráneo, después de haber recibido miles de millones de euros del Mecanismo Europeo de Vecindad y el Banco Europeo de Inversiones entre 2014 y 2017.

De vez en cuando, funcionarios involucrados en colaborar con narcotraficantes son juzgados y castigados por mostrar la “estricta política de drogas” del gobierno marroquí.

Esta estrategia tiene excelentes resultados para Marruecos, que será el futuro copresidente del Foro Global Contraterrorismo junto con Canadá.

Marruecos es conocido por sus peligrosos vínculos entre el terrorismo y la delincuencia transnacional, pero lo ha utilizado para su propio beneficio, pretendiendo estar muy involucrado en la prevención y lucha contra estos crímenes, y constantemente pide una acción más concertada entre el Sahel y Magreb en particular, que obviamente necesita financiación. Sin inmigrantes ilegales y tráfico de drogas, Marruecos tendría severos recortes financieros y militares.

Esta estrategia permitió a Marruecos presentarse como un aliado de confianza para Europa, así como un jugador importante para resolver la crisis de radicalización en el norte de África y para detener las conspiraciones terroristas antes de que se desarrollaran en suelo europeo (especialmente en Bélgica, Francia y España). Esto permite que el régimen influya e intercambie divisas en sus relaciones con la UE, compensando su dependencia del apoyo financiero y diplomático europeo, que se ve amenazado por la ilegalidad de la ocupación del Sáhara Occidental.

El supuesto papel de Marruecos en la restricción de la migración ilegal y la lucha contra el terrorismo lo convierte en un aliado valioso para la UE y la OTAN.

“Por lo tanto, las autoridades marroquíes aumentan el problema, lo apoyan y se presentan como la solución al problema, ganando en ambos lados. ¡Es brillante! Pero no es nuevo”, afirma Mohamed S., periodista saharaui de los territorios ocupados.

El Frente Polisario ahora debe combatir un problema adicional que el narcotráfico marroquí les plantea y que es un factor de gran inestabilidad en la región. El ejército del Polisario pudo bloquear las rutas de entrada a través de la parte norte del muro de separación, pero esto solo hizo que los narcotraficantes pasaran drogas al territorio saharaui, yendo a la parte sur del muro.

Según SG António Guterres, el contingente de MINURSO también está en riesgo, ya que la amenaza relacionada con grupos terroristas y actividades criminales en la región sigue siendo motivo de gran preocupación debido a su imprevisibilidad y nivel de riesgo desconocido, especialmente a bases de operaciones ubicadas en áreas remotas al este del muro (la parte bajo el control del Polisario), donde las patrullas desarmadas cubren grandes distancias a través del territorio y son objetivos fáciles.

No compartimos la lectura del SG António Guterres sobre los riesgos relacionados con la seguridad del equipo de MINURSO en los Territorios Liberados (al este del muro en terminología de la ONU). Hasta ahora, MINURSO ha sido una de las operaciones más seguras de la ONU, donde no se han registrado incidentes que pongan en peligro la vida, especialmente en los Territorios Liberados, gracias a la seguridad brindada por las unidades del Ejército Saharaui a los equipos de la ONU.