Preso político saharaui Lahoucine Amaadour (Husein Brahim), en aislamieto, entra huelga de hambre

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- El 22 de julio, después del regreso del preso político saharaui Lahoucine Amaadour (Husein Brahim) del Tribunal de Apelaciones de Marrakech, el joven fue colocado en una celda de aislamiento/castigo conocida como “Kachó” y entró en huelga de hambre.

Amaadour se negó a participar en la discusión de su caso, argumentando que su familia no estaba presente. Su abogado también estuvo ausente, ya que no fue informado de la sesión de juicio y, por lo tanto, solicitó un aplazamiento.

Tan pronto como regresó a la prisión de Oudaya, Marrakech el joven fue enviado al “Kachó” (celda de castigo) donde le dijeron que pasaría 15 días en “cuarentena”. El “Kachó” es temido por todos los presos en las cárceles marroquíes, ya que es un espacio exiguo sin ventilación que se asemeja a una caja.

Amaadour, quien ha sido objeto de sucesivos malos tratos y juicios pospuestos, decidió iniciar una huelga de hambre, según fuentes locales.

El juicio de Amaadour está programado para el 23 de septiembre de 2020.

Recordamos que Amaadour llegó a Lanzarote el 11 de enero de 2019 en una embarcación ilegal para solicitar asilo político en España. El joven líder estudiantil temía por su vida debido a sus opiniones políticas. Las autoridades españolas decidieron no escuchar al joven y lo enviaron a Naador, Marruecos, entregándolo a las autoridades marroquíes en un proceso ilegal que va en contra del derecho internacional.

Amaadour es conocido por su actividad política y uno de los líderes de la Asociación de Estudiantes Saharauis que defiende los derechos de los estudiantes, pero también aboga por la independencia del Sáhara Occidental y era más que obvio que sería blanco de arresto y tortura a su llegada a Marruecos.

Después de sucesivos aplazamientos de juicio y detención arbitraria por más de 300 días, Amaadour fue sentenciado a 12 años de prisión el 26 de noviembre de 2019 sin ninguna evidencia incriminatoria en un proceso que no respetó ni la ley marroquí ni la ley internacional.

El proceso de apelación que comenzó el 22 de abril de 2020, pero ha sido pospuesto sucesivamente. Amaadour se niega a participar en un proceso que no salvaguarda las garantías mínimas de un proceso legal, incluida la presencia de su abogado.

Para saber más sobre este caso, vea nuestros artículos: https://porunsaharalibre.org/en/?s=Amaadour