Nota informativa del Movimiento de Solidaridad Español sobre la respuesta del ministro del Interior español a la responsabilidad española en el Sáhara Occidental

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- La Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS), tras haber tenido conocimiento el 29 de julio por la prensa de la visita del Ministro del Interior a Marruecos y el artículo “Visita a Marruecos: lo que dijo Marlaska sobre Sahara como juez “(leer aquí), ademas de la respuesta a la pregunta (leer aquí) del Senador del Grupo Parlamentario ERB, AAPPSS decidió elaborar una nota informativa a la que se sumaron varias organizaciones del Movimiento de Solidaridad Español.

Esta nota informativa fue la respuesta posible y necesaria a este nuevo crimen cometido contra el pueblo saharaui y contra la razón de legalidad internacional en el caso de la descolonización del Sáhara Occidental.

La nota informativa que se transcribe a continuación fue enviada a medios de comunicación, agrupaciones políticas, movimientos y redes sociales, entre otros.

Según AAPSS, “nadie sobra en esta labor de solidaridad con nuestros hermanos de la antigua 53ª provincia de España” y era fundamental que esta “falsedad” tuviera una respuesta inmediata.


El Gobierno miente: España es la Potencia Adminsitradora del Sáhara Occidental.

El Gobierno de España, miente en la Respuesta a una Pregunta del Senador Elejebarrieta .

7 de Agosto de 2020

El pasado 17 de junio del presente 2020, el Senador Gorka Elejebarrieta Díaz, presenta una Pregunta escrita acerca de la Desaparición forzada de Basiri, ciudadano español, acaecida hace 50 años en el Sáhara Español.

La Respuesta del Gobierno, comunicada el 24 de julio de 2020, es absolutamente impresentable, mendaz, y falta del más mínimo conocimiento de los hechos que da por ciertos.

Esta ignominiosa respuesta, falta de rigor y de argumentos contrastados, deja entrever la categoría de quién o quiénes nos gobiernan, pues una de dos:

      • Ó es fruto del desconocimiento del responsable, o responsables de su redacción. Lo cual es grave, pues traduce una falta de respeto ante una acción legítima y deseable, como es la de que los gobernantes respondan a las demandas de información de la ciudadanía; en este caso vehiculada por un Senador, que ostenta la representación de sus electores y del Grupo Parlamentario al que pertenece.
      • Ó bien ( y esto es más preocupante, aún si cabe), que la Respuesta se haya elaborado, a sabiendas, en los términos y con las afirmaciones falaces que contiene.

El desconocimiento de las normas es inexcusable, pero tergiversar y mentir, para tratar de eludirlas, es imperdonable, y probablemente punible legalmente, ya que hace, a sabiendas, una dejación de los compromisos y obligaciones en materia de cumplimiento de la Legalidad Internacional por parte de este Gobierno.

Es sumamente innoble ignorar, desinformar y hacer opaca la Legislación Internacional, las Resoluciones de Naciones Unidas, etc. Estas prácticas del Gobierno de un Estado, que se define como Social y Democrático de Derecho, nos muestran el desprecio hacia la sociedad a la que debe respeto, a la que debe respondérsele con la verdad en sus legítimas peticiones de información; y no digamos dónde queda, con este modo de operar, la observancia del sistema de Derechos y Obligaciones con la legalidad Internacional.

Analizando pormenorizadamente el tenor literal de la Respuesta se exponen un conjunto de “faltas a la verdad” (por ser suave, no lo calificamos como burdas mentiras), de tal manera que, al quedar registradas en documentos oficiales, se pretende dar carta de naturaleza a una falsedad, que al publicarla en un documento oficial, acaba convirtiendo en “verdad oficial” lo que es una falsedad manifiesta.

Desde el primer párrafo, la Respuesta, desconoce la situación legal de nuestro país, con respecto al Sáhara Occidental, queremos pensar que es por ignorancia, pues si es intencionado, es muy grave, como hemos señalado más arriba (en democracia, engañar a la ciudadanía a sabiendas; incluso puede ser una figura penal de prevaricación). Así

el enunciado de la pregunta hace alusión a una supuesta responsabilidad de España sobre el Sáhara Occidental, por lo que es necesario aclarar que España se considera desligada de toda responsabilidad de carácter internacional con relación a la administración del Sáhara Occidental desde la carta enviada el 26 de febrero de 1976 por el Representante Permanente de España ante Naciones Unidas al Secretario General de NNUU. En esta se informaba que “el Gobierno español, con fecha de hoy, da término definitivamente a su presencia en el Territorio del Sáhara y estima necesario dejar constancia de lo siguiente: España se considera desligada en lo sucesivo de toda responsabilidad de carácter internacional con relación a la administración de dicho Territorio, al cesar su participación en la administración temporal que se estableció para el mismo”.

No sabe, o quiere ocultar que

Los Acuerdos de Madrid no han transferido la soberanía del Sáhara Occidental ni han otorgado a ninguno de los firmantes el estatus de potencia administradora, estatus que España no puede transferir unilateralmente.”(Resolución S/2002/161 del Departamento Jurídico de Naciones Unidas).

La Respuesta del Gobierno ignora que la Declaración de Principios de 14 de noviembre, también conocida como Los Acuerdos Tripartitos de Madrid, nunca fue publicada en el BOE. No obstante, su contenido fue remitido al Consejo de Seguridad y se recoge en el informe anual S/11880, del que se hacen eco las Resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas 3458 (A y B), que tomaron nota de ella y reiteraron que España en su condición de Potencia Administradora sigue estando obligada a garantizar el inalienable derecho a la Autodeterminación del Pueblo Saharaui expresado mediante un referéndum democrático e imparcial en el Territorio.

También desconoce o quiere ocultar, que la citada Resolución (S/2002/161) deja taxativamente claro :

El 26 de febrero de 1976, España informó al Secretario General de que, con efecto a partir de esa fecha, había puesto fin a su presencia en el Sáhara Occidental y renunciado a sus responsabilidades respecto del Territorio, dejándolo así de hecho bajo la administración de Marruecos y Mauritania en las zonas que cada uno de ellos controlaba. Tras el retiro de Mauritania del Territorio en 1979 y la concertación del acuerdo mauritano-saharaui de 19 de agosto de 1979 (S/13504, anexo I), Marruecos ha administrado el Territorio del Sáhara Occidental por sí sólo. Marruecos, sin embargo, no figura como la Potencia administradora del Territorio en la lista de Territorios no autónomos de las Naciones Unidas y, por consiguiente, no ha transmitido la información sobre el Territorio prevista en el apartado e) del Articulo 73 de la Carta de las Naciones Unidas”

Según Jurisprudencia del Consejo General del Poder Judicial (AUDIENCIA NACIONAL SALA DE LO PENAL PLENO EXPEDIENTE GUBERNATIVO 17/2014 ROLLO 8/2014 DE LA SECCIÓN SEGUNDA PROCEDIMIENTO ORDINARIO n° 80/2013 Juzgado Central de Instrucción n° 2 A U T O N º 40 / 2014), el actual Ministro del Interior, el Juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska Gómez, en los fundamentos de Derecho en Auto de la Audiencia Nacional (AAN 256/2014) decía lo siguiente:

España sigue siendo la Potencia Administradora del territorio, y como tal, hasta que finalice el periodo de la descolonización, tiene las obligaciones recogidas en los articulos 73 y 74 de la Carta de Naciones Unidas, entre ellas dar protección, incluso jurisdiccional, a sus ciudadanos contra todo abuso, para lo cual debe extender su jurisdicción territorial para hechos como los que se refieren en la querella a que se contrae el presente procedimiento”.

También el propio Auto 40/214, hace referencia a cómo la ONU dictamina como nulos los Acuerdos de Madrid:

“ha mantenido[La ONU]una posición uniforme sobre el “Acuerdo Tripartito de Madrid” al dictaminar que el mismo es nulo, sin eficacia jurídica, en consecuencia, siempre ha considerado a España como la Potencia administradora”. 

En definitiva, la respuesta a la pregunta del Senador Elejebarrieta, pone de manifiesto una actitud de desidia, descoordinación y falta de interés en resolver el compromiso de acabar con la última colonia de África.

¿Dónde se ha documentado quién, en nombre del Gobierno, ha emitido esta Respuesta oficial? ¿Es que a nadie de los que han emitido la Respuesta, se les ha ocurrido asesorarse concienzudamente, o preguntar a un miembro del Gobierno como al Sr. Grande-Marlaska, cómo era la situación legal del Sáhara Occidental?

¿Por qué, ante una pregunta sobre un ciudadano español (hace cincuenta años el Sáhara era una provincia tan española como Cuenca o Barcelona), en vez de responder con lo que se sabe, las medidas que se han realizado, o se piensan realizar, para conocer salud, estado y paradero de un nacional, se despacha con un “no tiene noticias del paradero del Sr. Sidi Brahim” ?….

Es una vergüenza que un, pretendido, gobierno progresista, se comporte de esta manera tan impresentable, tan falta de los más elementales normas de respeto hacía sus administrados, que raya en la descortesía, respondiendo de manera indocumentada, mendaz e indolente. Los ciudadanos merecemos, y hasta exigimos, ser informados de manera responsable, veraz y solvente, y no como en este caso

Mediante comportamientos como el que analizamos, se deja entrever en esta, su, Respuesta, que esta será su “postura oficial” (no se olvide que es una pregunta al Gobierno, en la cual el Gobierno expone su punto de vista oficial sobre el tema).

De no rectificar el punto de vista expuesto en su Respuesta, tendremos motivos para sentir la vergüenza de ser administrados por un gobierno tal; y, lo peor es que con esta actitud se favorece el aumento de las penalidades de un pueblo del que somos los administradores, y sobre el que asumimos el compromiso de terminar el proceso de descolonización…

Pedimos con toda firmeza:

    • Como ciudadanos de un Estado Social y Democrático de Derecho (que debe cumplir sus compromisos para con el otrora llamado Sáhara Español),
    • como miembros del movimiento solidario con el pueblo saharaui,
    • como defensores de los Derechos Humanos,
    • como ciudadanos amantes del cumplimiento de la legalidad internacional,

Que se retome el tema, se rectifique la respuesta y que asumamos nuestra responsabilidad histórica.


Documento suscrito por: