Conferencia Internacional llama a la aplicación inmediata de las resoluciones de la ONU en el Sahara Occidental

Grupo de apoyo de Ginebra para el Sáhara Occidental

Argelia – Angola – Botswana – Cuba – Mozambique – Namibia – Nicaragua Nigeria – Sudáfrica – Tanzania – Timor Oriental – Uganda – Venezuela – Zimbabwe

COMUNICADO DE PRENSA
Ginebra, 15 de septiembre de 2020

PUSL.- Al margen del 45 ° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, el Grupo de Apoyo de Ginebra para el Sáhara Occidental organizó una videoconferencia de alto nivel el 15 de septiembre de 2020 sobre el tema: “60 ° aniversario de la resolución 1514 (XV) de la AGNU: su aplicación en el Sáhara Occidental “.

Decenas de personas de todo el mundo vieron la videoconferencia moderada por el Chargé d’A ff aires a.i. de Timor Oriental en Ginebra, el Sr. Fernandes. El panel de alto nivel estuvo compuesto por Su Excelencia. Sr. Brahim Ghali (Presidente de la República Árabe Democrática Saharaui – RASD), Su Excelencia. Sra. Nandi-Ndaitwah (Viceprimera Ministra y Ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación de Namibia), Su Excelencia. Sra. Xavier Reis Magno (Ministra de Relaciones Exteriores y Cooperación de Timor-Leste), Su Excelencia. Sra. Mxakato-Diseko (Representante Permanente de Sudáfrica en Ginebra), Sr. Ngabirano (Coordinador Nacional del Pan African Think Tank en Uganda), Prof. Smith (Universidad de Ottawa), Sr. Barrena Arza (Miembro del Parlamento Europeo – España), Sr. Bastagli (ex Representante Especial de la SGNU y Jefe de MINURSO – 2005/2006) y Sr. Al-Haissan (Presidente de la Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos).

Esta conferencia fue una oportunidad para que los participantes reafirmaran su firme e inquebrantable apoyo al pueblo saharaui para el ejercicio de su derecho a la autodeterminación, denunciando las múltiples y recurrentes maniobras destinadas a posponer indefinidamente la organización del referéndum de autodeterminación que fue solicitada a España por la Asamblea General en 1966. Por ello, los ponentes preguntaron a la comunidad internacional y, en particular, a los órganos de la ONU sobre la falta de voluntad política para encontrar la forma de organizar el referéndum en el Sáhara Occidental bajo los principios de la Carta de las Naciones Unidas y la Carta de la Unión Africana.

En ese sentido, Su Excelencia. La Sra. Nandi-Ndaitwah (Viceprimera Ministra y Ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación de Namibia) expresó su convicción de que aunque su país ha celebrado este año 30 años de independencia, la ONU podrá garantizar que El pueblo saharaui ejerza su derecho a la autodeterminación. La Viceprimer Ministra subrayó que el derecho a la autodeterminación ha alcanzado el estatus de norma imperativa, cuya derogación no está permitida. Afirmó que “la Asamblea General no puede continuar el juego de esperar a ver qué hace el Consejo de Seguridad porque la inacción o la acción indecisa refuerzan el actual status quo ilegal y alienta a la potencia ocupante a continuar con sus violaciones de derechos humanos en el territorio.”

El Sr. Al-Haissan (Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Saharaui) expresó su preocupación ante la comunidad internacional en general y, en particular, ante el Comité Internacional de la Cruz Roja y la omisión de la ONU en imponer al Reino de Marruecos el respeto al derecho internacional, aunque muchos mecanismos internacionales de derechos humanos durante muchos años están documentando las violaciones de derechos humanos cometidas por la Potencia ocupante en el Sáhara Occidental. Al señalar la incapacidad del Consejo de Seguridad y del Secretario General de la ONU para implementar la resolución 1514 de la AGNU en el Sáhara Occidental, el Sr. Al-Haissan pidió a los verdaderos amigos del Sáhara Occidental que organizaran, en África, una Conferencia Internacional que establecería la hoja de ruta que permita al pueblo saharaui ejercer su derecho a la independencia total de forma pacífica y libre, de conformidad con la resolución 1514.

Su Exc. La Sra. Xavier Reis Magno (Ministra de Relaciones Exteriores y Cooperación de Timor Oriental) reafirmó el apoyo constante de Timor Oriental al pueblo del Sáhara Occidental en su lucha por la libertad, que es similar a la que tuvo que soportar el pueblo timorense. Deplorando la falta de voluntad política internacional y el fracaso de la ONU para organizar con éxito el referéndum en el Sáhara Occidental, un territorio que todavía está bajo ocupación ilegal, la Ministra alentó a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos a prestar la debida atención a la situación en el Territorio.

Su Exc. La Sra. Mxakato-Diseko (Representante Permanente de Sudáfrica en Ginebra) recordando las palabras del exlíder del ANC Oliver Tambo “Estamos interesados en la liberación de todos los pueblos oprimidos en África y el mundo en su conjunto”, destacó que la Asamblea General de la ONU adoptó una serie de resoluciones, que reafirmaron la legitimidad de las luchas de liberación por todos los medios disponibles, incluida la lucha armada. El Embajador Mxakato-Diseko destacó que el “imperio de la mente” de los colonizadores (colonización de mentes / alienación / retirada de la memoria colectiva) debe evitarse a toda costa y pidió el fortalecimiento de la solidaridad internacional con el Pueblo del Sáhara Occidental.

El Sr. Ngabirano (Coordinador Nacional del Pan African Think Tank en Uganda), recordando que el pueblo africano luchó y derrotó al colonialismo y al apartheid en casi todo el continente con solidaridad colectiva bajo la ideología del panafricanismo, destacó que cualquier intento de Aceptar el colonialismo marroquí en el Sáhara Occidental traicionaría los valores africanos y violaría los principios y la Carta de la Unión Africana. Hizo hincapié en que la UA debe acelerar el proceso de descolonización en el Sáhara Occidental de acuerdo con su filosofía de un África libre y las Naciones Unidas deben imponer sanciones a Marruecos por violar las reglas básicas más fundamentales que prohíben la agresión y la ocupación.

El Sr. Barrena Arza (Miembro del Parlamento Europeo – España), recordando los términos de la resolución 1514 de la AGNU, destacó la osada responsabilidad histórica de España en el proceso de descolonización del Sáhara Occidental. También señaló la responsabilidad de la Unión Europea y la necesidad de hacer cumplir las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE sobre los acuerdos UE-Marruecos en relación con el Sáhara Occidental y expresó su opinión de que la libertad del Sáhara Occidental servirá a los propios intereses de Europa.

El Sr. Bastagli (ex Representante Especial del UNSG y Jefe de la MINURSO – 2005/2006) destacó el monopolio de los principales poderes en la ONU y el Consejo de Seguridad en particular, donde ningún país africano tiene un asiento permanente. El Sr. Bastagli invitó a los países africanos a solicitar unirse al “Grupo de Amigos del Sáhara Occidental” que está compuesto principalmente por cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Agregó que existe un grupo alternativo en Nueva York, como el creado en Ginebra, que debería invitar a los países comprometidos con los principios de la ONU a unirse e involucrarse en las discusiones sobre la autodeterminación del Sáhara Occidental. También enfatizó que el tema debe ser planteado en otros órganos de la ONU, como la Asamblea General y sus órganos subsidiarios y que, en ausencia de un Poder Administrativo, el Secretario General debe presentar la información de acuerdo con el Artículo 73 de la Carta.

Al concluir la conferencia, el presidente Ghali reafirmó que, con el consentimiento tácito del Consejo de Seguridad, Marruecos ignora persistentemente la legalidad internacional y, por lo tanto, el Frente POLISARIO no tiene más remedio que reconsiderar su participación en el proceso político en su forma actual, donde la misión de Naciones Unidas – MINURSO – se convierte gradualmente en una herramienta para consolidar el colonialismo marroquí en lugar de acabar con él. También destacó que no hay solución, ni hoy ni mañana, sin consultar al pueblo saharaui, titular exclusivo del derecho a decidir sobre el estatuto final de su país. Cualquier visión fuera de este marco estará condenada al fracaso porque es ilegal y, por tanto, rechazada por el pueblo saharaui.