Represalias contra los presos políticos de Gdeim Izik por parte de Marruecos

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés) العربية (Árabe)

PUSL.- Los presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik han sido víctimas de persecución, malos tratos y negligencia médica y han estado en confinamiento solitario prolongado durante años.

Abbahah y Bourial se encuentran en confinamiento solitario prolongado desde 2017, a pesar de las medidas de protección provisionales otorgadas por el Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura (CAT).

Las Medidas Provisionales dictadas por el CAT son, entre otros, la exigencia de la liberación provisional de estos presos. Ana Racu, relatora de la comisión de represalias, ya se refirió al caso del señor Abbahah en agosto de 2019, considerando la visita a Marruecos para seguimiento en caso de incumplimiento por parte del Estado marroquí.

El Sr. Mohamed Bourial y el Sr. Sidi Abdallah Abbahah han sido objeto de ataques particularmente registrados en las últimas semanas.

Marruecos nuevamente no respeta sus compromisos internacionales. El Reino firma y ratifica tratados y convenciones con el único objetivo de cambiar su imagen internacional para obtener millones en incentivos y ayudas económicas, pero sin cambiar la realidad sobre el terreno y seguir llevando a cabo acciones medievales, violentas y represivas contra todos los que defienden derechos humanos.

El Sr. Bourial fue trasladado a la prisión de Ait Melloul el 21 de septiembre de 2020. Pudo contactar con su familia e informó que no podía salir de su celda estando encerrado en la misma celda las 24 horas del día. El Sr. Bourial describió la falta de condiciones en la celda que no respeta las normas de higiene más básicas y está llena de gusanos.

La comida que se le da al Sr. Bourial es de muy mala calidad. Después de su traslado, no recibió sus pertenencias, se le confiscaron todas las necesidades básicas.

En Ait Melloul, el señor Bourial tuvo una entrevista con el director de la prisión, quien le dijo que se encontraba en un “establecimiento de alta seguridad” y que, por lo tanto, tenía que cumplir con el reglamento de esta prisión o “pasar a la segunda fase”. Una clara amenaza para el prisionero.

El Sr. Bourial se encuentra en una situación de sufrimiento físico, pero también psicológico, muy grave. De hecho, le pidió a su familia que le transmitiera a su abogado, Maître OULED Olfa, que está perdiendo progresivamente el juicio.

Ante esta situación, el Sr. Bourial decidió iniciar una huelga de hambre la próxima semana.

El Sr. Sidi Abdallah Abbahah detenido en la prisión de Tiflet2, según su familia y su abogado, ha sido víctima de un hostigamiento y malos tratos extremos por parte de los guardias en las últimas semanas.

Esta semana, el Sr. Abbahah había programado una cita con el dentista, que se ha pospuesto continuamente, pero el día y la hora de la cita los guardias no lo dejaron salir de la celda.

El acoso es tal que el Sr. Abbahah ha pedido repetidamente hablar con el director de la prisión, sin éxito.

En vista de la magnitud del acoso, el Sr. Abbahah está considerando no salir de su celda para evitar abusos por parte de los guardias. La decisión no se toma a la ligera, ya que el Sr. Abbahah ya está obligado a pasar 23 horas en su celda, lo que constituye una forma de trato inhumano.

El estado de salud de Abbahah también es motivo de preocupación, ya que no recibió atención médica durante su encarcelamiento.

El Sr. Houcein Zawi, que fue trasladado recientemente a la prisión de Tantan, también fue objeto de abusos, acoso y racismo por parte del director de la prisión.

Sus pertenencias aún no han sido enviadas desde su antigua prisión, la comida que recibe no es comestible y el trato racista es una constante. El Sr. Zawi sobrevive solo con la escasa cantidad de comida que puede comprar dentro de la prisión.

El hostigamiento y maltrato al que son sometidos estos presos es una clara represalia por el hecho de haber presentado comunicaciones al CAT.

El Estado marroquí no solo no aplica las medidas provisionales del CAT, sino que también pospone la decisión del Tribunal de Casación (Tribunal Supremo de Marruecos) sobre la legalidad de la decisión del Tribunal de Apelación de Rabat.

Esto significa que los presos de Gdeim Izik todavía esperan la sentencia definitiva, diez años después de su detención arbitraria.

Una respuesta a “Represalias contra los presos políticos de Gdeim Izik por parte de Marruecos”

Los comentarios están cerrados.