MINURSO preocupada por el “tráfico normal” en una carretera ilegal

Por Isabel Lourenço / PUSL.– Ayer miércoles 21 de octubre en el sitio web de la ONU se pudo leer que la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental) observó esta mañana la presencia de unas 50 personas, hombres, mujeres y niños en la zona de amortiguamiento de El Guergarat que bloqueó el tránsito que pasa por esta zona.

La Misión envió personal adicional a la zona para ayudar a “aliviar la tensión” y desbloquear el tráfico.

Las Naciones Unidas exhortaron a todas las partes interesadas a mantener la calma y tomar todas las medidas para aliviar la tensión.

Las Naciones Unidas recordaron que “el tráfico normal de personas y comercial no debe verse obstaculizados y que no deben tomarse medidas para cambiar el status quo de la zona de amortiguación”.

El status quo de la zona de amortiguamiento fue alterado el día en que Marruecos, un ocupante ilegal de partes del Sáhara Occidental, abrió la brecha ilegal en El Guergarat y la MINURSO y la ONU no tomó ninguna medida para prevenir o cerrar dicha brecha.

El statu quo siguió siendo “alterado” cuando Marruecos construyó una carretera asfaltada en la brecha ilegal. La ONU y la MINURSO no hicieron nada.

El status quo del que habla Naciones Unidas no es el status quo que está dentro de los acuerdos firmados. Las continuas violaciones de Marruecos no son castigadas. Los saharauis han advertido a través de su legítimo representante, el Frente Polisario, en numerosas ocasiones a lo largo de los años esta violación específica y no se ha hecho nada.

Pero en todos estos años solo bajo el liderazgo del secretario general, Guterres es cuando se habla de tráfico “normal”.

Los saharauis de todo el mundo apoyan a estos manifestantes con alegría y entusiasmo.

Vemos a mujeres saharauis destruyendo el alquitrán en Guergarat. ¡Esto, señor Secretario General, es una clara señal de que ya llega!

Los saharauis han esperado 29 años para que Naciones Unidas asuma su responsabilidad.

¡Basta!

Como portugueas me siento avergonzada por la acción de mis compatriotas que a lo largo de la historia han sabido luchar por la justicia pero que no aplican los mismos valores cuando se trata del Sáhara Occidental.

Me siento avergonzado porque espero más. Espero que mis compatriotas respeten nuestra constitución y la carta y el espíritu de la ONU.

Me siento avergonzado porque sabemos lo que son la opresión, la injusticia, la tortura y los asesinatos. Sabemos porque sufrimos en nuestra piel y en la piel de nuestros hermanos africanos durante un largo período negro de la historia.

Me avergüenzo por los portugueses que están ocupando un cargos que le dan la oportunidad de prevenir más injusticias y crímenes o al menos mitigarlos en lo posible y sin embargo se colocan al lado de un régimen colonialista en su peor expresión.