MDM envía carta al Consejo de Seguridad de la ONU

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) العربية (Árabe)

El Movimiento de Mujeres Democráticas (Portugal) envió hoy una carta a todos los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el tema del Sáhara Occidental pocos días antes de la reunión de este organismo sobre el territorio no autónomo.

La carta, que cuenta con más de 200 firmas de todos los sectores de la sociedad portuguesa, resume brevemente las múltiples violaciones del derecho internacional sufridas por el pueblo saharaui y pide al Consejo de Seguridad que:

  • aconsejar a las autoridades de Marruecos cumplir con las decisiones y opiniones de los mecanismos derechos humanos de la ONU
  • ampliar el mandato de la MINURSO para incluir un componente de derechos humanos que permita un seguimiento independiente, imparcial, integral y sostenido de la situación de los derechos humanos en la zona de la Misión
  • cerrar la brecha ilegal creada en El Guergart
  • instar al Secretario General a que nombre un nuevo enviado personal del Secretario General par el Sáhara Occidental
  • tomar medidas serias y prácticas para crear las condiciones necesarias para que la MINURSO ejecute el mandato principal para el que se estableció originalmente, a saber, la celebración de un referéndum justo para que el pueblo del Sáhara Occidental pueda ejercer libre y democráticamente su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia, completando así con éxito la descolonización de la última colonia en África.

Llamamiento al Consejo de Seguridad de la ONU para que asuma el referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental

Para: Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU / Excmo. Miembros del Consejo de Seguridad

Exmos. Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU

Los firmantes envían esta carta a los miembros del Consejo de Seguridad debido a la alarmante situación en el Sáhara Occidental ocupado, donde se necesitan urgentemente medidas serias y prácticas para completar con éxito la descolonización del Sáhara Occidental de conformidad con las resoluciones y el acuerdo de alto el fuego.

Las autoridades de ocupación marroquíes están intensificando sus acciones represivas y terroristas contra los civiles saharauis en el Sáhara Occidental ocupado. Las violaciones sistemáticas de los derechos humanos a las que es sometido el pueblo saharaui en el Sáhara Occidental ocupado por las autoridades de ocupación marroquíes están aumentando a un ritmo alarmante, dirigidas a niños, jóvenes, hombres y mujeres.

Las autoridades de ocupación marroquíes denegaron el acceso a observadores, investigadores, abogados y periodistas internacionales o fueron expulsados ​​del Territorio.

El ejército marroquí continúa su presencia y actividades ilegales en la zona de amortiguamiento de Guerguerat, lo que aumenta la tensión en la zona y pone en riesgo el acuerdo de alto el fuego. La brecha ilegal abierta por el ejército marroquí es una puerta de entrada para los narcotraficantes y otras actividades ilegales que comprometen la seguridad de toda la región. También es una puerta para apoyar el saqueo de los recursos naturales saharauis.

Los presos políticos saharauis son víctimas de tortura, malos tratos y persecución, detenidos sin respetar los principios más básicos del procedimiento justo y secuestrados en Marruecos, algunos de ellos a más de 1300 km de su tierra natal.

Hasta el momento, Marruecos no ha respetado ninguna decisión, opinión o medida provisional emitida por los mecanismos de derechos humanos de la ONU en relación con estos presos, especialmente los presos conocidos como Grupo Gdeim Izik.

Los recursos naturales del pueblo saharaui siguen siendo saqueados por el Reino de Marruecos en clara violación del derecho internacional y sin ningún beneficio para el pueblo saharaui.

La falta de avances en el proceso político, el fracaso de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) hasta la fecha en implementar el mandato para el cual fue establecido por la Resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad, y la demora en El nombramiento de un nuevo enviado personal del Secretario General al Sáhara Occidental, perpetúa el statu quo de la situación, aumentando la frustración del pueblo saharaui con las Naciones Unidas.

Las persistentes y sistemáticas violaciones de derechos humanos perpetradas por las autoridades marroquíes contra el pueblo saharaui muestran la urgente necesidad de ampliar el mandato de la MINURSO e incluir un componente de derechos humanos que permita un seguimiento independiente, imparcial, completo y sostenido de la situación de los derechos humanos en la zona de la misión.

Miembros del Consejo de Seguridad, la situación en el Sáhara Occidental, especialmente en los Territorios del Sáhara Occidental bajo ocupación ilegal marroquí, sigue siendo alarmantemente inestable. El proceso político está completamente paralizado y el pueblo saharaui ha perdido la fe en Naciones Unidas y su misión, que lamentablemente se ha convertido en un espectador pasivo de las acciones ilegales marroquíes encaminadas a consolidar la ocupación ilegal de Marruecos de partes del Sahara Occidental que sigue siendo un no territorio autónomo en la agenda de las Naciones Unidas.

Nosotros, los firmantes, felicitamos al pueblo saharaui por su paciencia y respeto por los acuerdos firmados, es decir, el acuerdo de alto el fuego y su resistencia no violenta desde 1991 ha sido un ejemplo para el mundo.

Miembros del Consejo de Seguridad, en un momento en que se espera que el Consejo de Seguridad adopte una resolución sobre la renovación del mandato de la MINURSO para fin de mes, los exhortamos a:

  • aconsejar a las autoridades de Marruecos cumplir con las decisiones y opiniones de los mecanismos derechos humanos de la ONU
  • ampliar el mandato de la MINURSO para incluir un componente de derechos humanos que permita un seguimiento independiente, imparcial, integral y sostenido de la situación de los derechos humanos en la zona de la Misión
  • cerrar la brecha ilegal creada en El Guergart
  • instar al Secretario General a que nombre un nuevo enviado personal del Secretario General par el Sáhara Occidental
  • tomar medidas serias y prácticas para crear las condiciones necesarias para que la MINURSO ejecute el mandato principal para el que se estableció originalmente, a saber, la celebración de un referéndum justo para que el pueblo del Sáhara Occidental pueda ejercer libre y democráticamente su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia, completando así con éxito la descolonización de la última colonia en África.