Ali Saadoni, la vida de un activista saharaui en Sahara Occidental ocupado

Isabel Lourenço / PUSL.- El 28 de octubre de 2020, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) volverá a votar para renovar el mandato de la MINURSO (Misión de la ONU para el Referéndum del Sáhara Occidental), misión de paz creada en 1991, de las únicas misiones de mantenimiento de la paz de la ONU sin un mandato de derechos humanos.

Aunque el CSNU ha recibido en las últimas décadas llamadas para incluir un mandato de derechos humanos debido a las graves y brutales violaciones y abusos de derechos humanos cometidos por las autoridades marroquíes, Francia boicoteó la inclusión, amenazando cada año con el veto.

A pocos días de la renovación, entrevistamos a Ali Saadoni, saharaui de 43 años, nacido bajo ocupación, que nos relata lo que significa vivir en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y por qué la inclusión del mandato de derechos humanos en la MINURSO debería haber sido durante mucho tiempo una realidad.

De hecho, durante la entrevista, quedó claro cómo la MINURSO no solo no actúa en el ámbito de los derechos humanos, sino que también “pide a las autoridades de ocupación marroquíes” que detengan a los saharauis. Práctica reportada varias veces, la última en 2018 (https://porunsaharalibre.org/2018/09/18/update-information-young-sahrawis-that-have-entered-the-minurso-headquarters-detained-by-the-autoridad-marroquí /? lang=en)

Esperamos que uno de los miembros del Consejo de Seguridad lea esta sencilla entrevista y comprenda las terribles e imposibles demandas que se han hecho a los saharauis desde 1975 y la injusticia que sufren por la ocupación marroquí y la inacción de las Naciones Unidas.

Algunos dicen que no hay guerra ni paz, pero en realidad Marruecos sigue haciendo guerra con lo que el pueblo saharaui no tiene paz y está dividido por el muro militar marroquí de 2720 km de largo.

¿Ali como su infancia?

Nací en 1977 bajo ocupación y crecí durante la guerra hasta 1991. Vi cosas horribles, crímenes cometidos por el ejército marroquí contra la población civil saharaui. La demografía en ese momento era muy diferente, había menos colonos marroquíes, pero había miles de soldados y policías . Estaban por todas partes. Como hoy.

Vi saharauis ser en secuestrados por el ejército marroquí casi a diario.

¿Cómo fue su vida en la escuela?

Todos los maestros eran de Marruecos, algunos eran maestros normales, algunos eran muy malos, que nos llamaban sucios saharauis , nos insultaban … nos maltrataban … era difícil. Algunos niños hacían lo mismo, imitaban a sus padres, nos veían como seres inferiores

¿Cuándo comenzó su lucha, su actividad no violenta contra la ocupación marroquí?

Después de mi licenciatura, decidí ir a los campos de refugiados en Tindouf. Quería unirme al Polisario.

Algunos amigos y yo fuimos al muro, queríamos cruzar. Lo intentamos tres veces sin éxito, solo uno de nosotros lo logró en 2000 y ahora vive en campos de refugiados.

En 1998, cuando intentamos llegar al muro, perdimos la pista, pasamos mucha sed en el desierto. Vimos un sitio de la MINURSO y pedimos agua a los soldados de la MINURSO y preguntamos en qué dirección estaba el muro .

En lugar de ayudarnos o ignorarnos, llamaron al ejército marroquí y nos arrestaron. Comenzó una larga sesión de tortura. Fuimos torturados por los militares de todas las formas que puedas imaginar … (pausa)

Fuimos interrogados y torturados 5 días en Ausserd, 5 días en Dakhla y finalmente 20 días en El Aaiun.

La familia no sabía dónde estábamos, los marroquíes nunca nos dejaron llamar a la familia ni llamar a un abogado. No hubo juicio, ni fisca, ni juez. Solo tortura, después de la tortura y después de la tortura.

En 1999 y 2000, intenté de nuevo ir a los campamentos. En 1999 me interrogaron y torturaron de nuevo, mis actividades no se conocían, querían saber lo que estaba haciendo, lo que yo sabía, lo habitual. En 2000, tuve mi primer juicio y pasé un mes en prisión en Dajla donde me torturaron de nuevo, por supuesto. Siempre torturan.

 Después del alto el fuego, ¿cambió algo?

No hubo más bombardeos … pero continuamos siendo perseguido en los territorios ocupados y continuamos con nuestra lucha y de nuestras actividades.

Se sabe que eres parte de un grupo que no acepta la nacionalidad marroquí, ¿qué nos puedes contar al respecto?

Los marroquís nos imponen la nacionalidad marroquí, incluso los que tenían la nacionalidad española y habían nacido antes de la invasión. Nos negamos la nacionalidad impuesta. Imponer la nacionalidad es una violación del derecho internacional. Debido a esto, a menudo nos golpean. La lucha es larga, no terminará mañana, es la lucha de mi vida.

 ¿A qué tipo de actividades te refieres? ¿Cómo luchar contra la ocupación marroquí?

Todo lo que no sea violento, hacemos banderas saharauis y las izamos en las ciudades, dibujamos consignas en las paredes, como “libertad para el Sáhara Occidental, fin de la ocupación”, ese tipo de cosas.

Imprimimos las consignas en pequeños trozos de papel y las distribuimos. Hacemos todo lo que no es violento. Una vez protestamos frente al consulado español en Agadir y soltamos palomas. También protestamos frente a los locales de la MINURSO.

Este mes protestaste con carteles frente a los vehículos de la MINURSO contra la MINURSO. ¿Qué opinas de la MINURSO?

Deberían irse, si no hacen nada, si no nos protegen, si no protegen los derechos humanos, no tienen cabida aquí. Simplemente están sentados y mirando. Esto no es nada. Están ayudando a la ocupación marroquí. Es como si estuvieran diciendo que todo es normal.

En los territorios ocupados tenemos una “Ley de la Selva” y no el Derecho Internacional. Las Naciones Unidas están controladas por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad con derecho de Veto, nada va a cambiar, lo hemos visto en las últimas décadas. ¿Una misión de mantenimiento de la paz sin mandato de derechos humanos?

¡No hay paz, no tenemos paz!

 Durante su vida adulta, ¿ha tenido la oportunidad de trabajar?

No, nunca nos dan trabajo, ni en el sector público ni en el privado. La gran mayoría de los saharauis no tiene acceso a puestos de trabajo.

Usan esto de varias maneras. Una de esas formas es durante los interrogatorios y las torturas, dicen que me darán un trabajo o mi propia empresa si dejo de ser activo. Ese es el precio de un trabajo: renunciar a nuestras creencias, renunciar a nuestros derechos, traicionar a nuestro país, aceptar la ocupación en silencio.

Nunca acepté la “oferta”.

En junio de 2018, Horst Koehler, el enviado personal del secretario general de la ONU Guterres visitó los territorios ocupados del Sahara Occidental, ¿se reunió con él ?

Sí, me reuní y le conté todo. Le hablé sobre el sufrimiento de nuestro pueblo, sobe nuestra lucha no violenta, sobre el respeto a los acuerdos firmados y la inutilidad de la MINURSO sin un mandato de los derechos humanos.

¿Cuántas veces has estado en la cárcel con una condena real?

Estuve en prisión cuatro veces, la sentencia más larga fue de dos años. Es muy difícil. Los juicios son injustos. La tortura es física y psicológica.

¿Qué tipo de tortura tuviste que soportar ?

Todos los tipos. Todo lo que puedas imaginar y más …

En 2007 me secuestraron estando en casa de mi familia, me sacaron del pueblo a las afueras. Allí hicieron un agujero en el suelo, como una tumba. Me metieron, solo quedó mi cabeza fuera. Entonces comenzaron el interrogatorio … golpeándome en la cara … (silencio)

Querían saber cuáles eran mis actividades, detalles de mis acciones, cuándo, dónde, con quién. ¿Tu puedes imaginar? ¿Solo por hacer banderas? ¿Por levantar banderas? ¡Por escribir Libertad para el  Sahara Occidental! … .. enterrado a su merced …

Cuando nos llevaron a la estación de policía nos torturan, pero lo primero que hacen es rasgar nuestras ropas, quedamos desnudos frente de ellos, con los ojos vendados, esposados, golpeados, luego vienen las amenazas de que nos van a violar y describen cómo la va a hacer, con palos, con botellas rotas. Ellos hacen eso, ¿sabes ? También violan a la gente .

Hay muchas torturas … ya sabes

Durante su encarcelamiento en 2018/19 años hizo una huelga de hambre e incluso se cosió la boca, ¿por qué utiliza este tipo de métodos de protesta?

Tienes que entender que cuando estamos en la cárcel, en una cárcel marroquí y somos saharauis, no hay ley, no hay límite a lo que la dirección de la prisión nos puede hacer o manda que nos hagan …

Sin límites … sin restricciones

Tengo una enfermedad crónica, resultado de todas las palizas que sufrí durante mi vida bajo la ocupación marroquí. Debido a esta enfermedad, necesito medicamentos a diario. En la cárcel es muy difícil, no dan medicinas, solo hay negligencia médica intencionada. Se tortura y se niegan a dar las medicinas. Tuve convulsiones debido a eso. Es imposible explicar cómo estás indefenso dentro de una prisión, rodeado de violentos presos marroquíes, desprotegido por los guardias que te atacan e incitan a los presos a maltratarte, y cuando tienes convulsiones, estás indefenso en ese momento y totalmente a merced de todos.

También me pusieron en aislamiento prolongado en una celda a la que se llama “Kacho”, es como un ataúd, y convulsiones nuevamente, malos tratos.

Hice quejas, hice todo lo que se podía hacer, pero sin éxito. Así que mi último recurso, a mi única “arma”, fueron las huelgas de hambre. Cuando decidí coserme la boca … bueno, solo puedo decir que el sufrimiento en la cárcel es mayor que una huelga de hambre o que coserte la boca … ¿puedes imaginar eso?

Esta es mi vida, la vida de los saharauis. Tortura. Todos nos torturan, la Policía, la Gendarmería, los soldados y la “Policía Secreta”. Nuestras casas están vigiladas por la policía son de paisano y policías uniformados, todos nuestros movimientos se registran, nuestras llamadas telefónicas, con quién te encuentras, cuándo, dónde, cómo, lo que compramos. No estoy hablando de la cárcel, estoy hablando de los territorios ocupados que es otra cárcel, una prisión sin techo, pero ahora incluso el cielo se utiliza para controlar con drones.

El régimen marroquí es un régimen de terror que aterroriza a su propio pueblo. ¿Cómo podemos esperar que nos traten? Solo peor.

¿La vigilancia de la que habla se usa solo con los saharauis?

Con los saharauis y con cualquier delegación, observador, abogado o investigador internacional en los territorios ocupados. O no se les permite entrar en los territorios ocupados o son expulsados. Pero estamos siempre siendo vigilada por los coches, motocicletas, todo.

Hace algún tiempo, introdujeron un espía a nuestro grupo. Lo atrapamos informando sobre nosotros. Era para registrar nuestros movimientos y actividades y de los perfiles psicológicos. Lo dejamos ir, no le hicimos nada.

——

Después de la entrevista, me han venido a la mente muchos pensamientos . ¿Cómo es posible que el caso del Sahara Occidental y la ejemplar resistencia no violenta de este pueblo no sea noticia?

¿Cómo pueden las Naciones Unidas apoyar a un status quo de ocupación, a pesar de que sus propias resoluciones son contrarias a este status quo y la ocupación?

¿Cómo puede una misión deMantenimiento de paz de la ONU “entregue” a los jóvenes a ser torturado por el solo hecho de preguntar por agua y el camino, la ruta para llegar a su país?

Vi una foto de mi hija, una joven que también defiende, cree en la justicia y participa en las manifestaciones … ¿cómo me sentiría si fuese detenida por izar una bandera? ¿Qué diría el mundo si una joven europea fuera torturada durante días y semanas solo por enarbolar la bandera de su país?

Entonces, ¿cómo es posible aceptar que Saadoni y tantos otros saharauis sean torturados por la misma razón?