Declaración de El Gargarat – Llamamiento a la ONU y a la comunidad internacional

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

Declaración de El Gargarat

Llamamiento a la ONU y a la comunidad internacional.

Nosotros, los aquí reunidos, y en representación de amplios sectores de la sociedad civil saharaui, queremos expresar nuestra enérgica indignación por el deliberado e injustificado retraso en la aplicación del plan de paz, para culminar el proceso de descolonización, y las derivadas y dramáticas consecuencias, particularmente para el sufrido pueblo saharaui.

El conflicto del Sáhara Occidental, conflicto de descolonización de corte clásico, entra ya en su quinta década, y han transcurrido 29 años desde que se aprobó la resolución 690/1991, merced a la cual las Naciones Unidas, en coordinación con la Organización para la Unidad Africana, asumían la responsabilidad de llevar a término el proceso de descolonización del último reducto colonial en el continente africano, mediante un referéndum de autodeterminación, libre y regular, conforme lo establece la propia doctrina de las Naciones Unidas en su emblemática resolución 1514(XX).

Las expectativas que generó la creación de la MINURSO, y el consiguiente acuerdo, solemnemente asumido por Marruecos y el Frente POLISARIO, de renunciar a las hostilidades bélicas y dar así una oportunidad a la paz , y con ello dar fin a la tragedia a la que se ha visto aventado el pueblo saharaui, esas expectativas se han ido desvaneciendo año tras año por la actitud bandidesca e intransigente de Marruecos. Actitud esta que en lugar en lugar de ser debidamente condenada por las Naciones Unidas y su misión en el territorio, ha gozado no solo de la tolerancia sino del claro y escandaloso encubrimiento por estos organismos durante todos estos años.

Así, gozando de notorias connivencias a nivel del Consejo de Seguridad, Marruecos ha estado haciendo uso sistemático de la represión violenta y de las violaciones de los derechos más elementales de la población saharaui en los territorios ocupados; el recurso a severas condenas contra activistas pacíficos en farsas de juicios; el saqueo frenético y despiadado de los recursos naturales de un territorio considerado aún como Territorio No Autónomo; el traslado de miles y miles de colonos marroquíes al territorio ocupado para incidir en la composición demográfica del territorio en clara violación de las Convenciones de Ginebra; el asedio militar del territorio con más 2700 kilómetros de muro y centenares de kilómetros de campos minados que siegan diariamente vidas de pacíficos nómadas y sus rebaños. Todas estas fechorías se cometen diariamente ante las propias miradas de los efectivos de una MINURSO indolente ante estos atropellos.

En los 29 años del cese el fuego los saharauis hemos sabido, muchas veces con gran dificultad, apaciguar los ánimos de nuestra gente legítimamente indignada, no solo por el comportamiento arbitrario y a todas luces condenable de Marruecos, que además de pisotear a su albedrío las cláusulas del alto el fuego, pretende también invalidar y renegar del compromiso sobre el que se fundamenta el actual plan de paz, esto es, la celebración de un referéndum de autodeterminación.
Ante esta situación, que pretende desposeer al pueblo saharaui de su legítimo derecho a su territorio, exigimos:

  1. El cierre inmediato y definitivo de la brecha ilegal de El Gargarat, pues constituye una adquisición territorial mediante la violación de los acuerdos del cese el fuego. Pretender justificar su apertura con supuestas consideraciones de ” libre tráfico civil y comercial”, es un eufemismo que busca encubrir y dar visos de legitimidad al saqueo de los recursos naturales del territorio, y facilitar el tránsito de enormes cantidades de cannabis y otras drogas que constituyen una de las principales fuentes de ingreso de las arcas del reino.
  2. Denunciamos con vehemencia la pusilanimidad, cuando no la clara connivencia de las Naciones Unidas, y de su misión en el Sáhara Occidental, con los atropellos que diariamente comete Marruecos.
  3. Exigimos que la MINURSO acometa, con determinación la misión a ella encomendada por las Naciones, sin más dilación.

En El Gargarat, a 22 de octubre de 2020

Comité de los manifestantes