El Gobierno saharaui hace un llamado urgente a todos los países del mundo para que se abstengan de cualquier actividad en el Territorio Nacional que se ha convertido en una zona de guerra abierta

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) العربية (Árabe)

Bir Lehlou (República Saharaui) 18 de noviembre de 2020 (SPS) El Gobierno saharaui lanzó este miércoles un llamamiento urgente a todos los países del mundo y al sector público y privado para que se abstengan de cualquier actividad de cualquier tipo en el Territorio Saharaui que se ha convertido en zona de guerra, según un comunicado del Ministerio de Información de la República Árabe Saharaui Democrática.

Comunicado

República Árabe Saharaui Democrática

Portavoz del gobierno

La República Saharaui declara que se encuentra en una situación de autodefensa debido al acto de agresión lanzado por las fuerzas de ocupación marroquíes en el Territorio Saharaui el 13 de noviembre de 2020 en Guerguerat y la retirada de las fuerzas de sus posiciones en flagrante violación de los acuerdos militares firmados con las Naciones Unidas.

La guerra impuesta a nuestro pueblo, que el propio régimen marroquí admitió detonar, convierte a todo el territorio de la República Saharaui, incluidos sus espacios terrestres, marítimos y aéreos, en una zona de guerra donde enfrentamientos militares entre el Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui y el ejército de ocupación marroquí está en marcha.

En consecuencia, el Gobierno de la República Saharaui hace un llamado urgente a todos los países del mundo y al sector público y privado a que se abstengan de cualquier actividad de cualquier tipo en el Territorio Saharaui que se ha convertido en una zona de guerra abierta.

En las circunstancias de la guerra de agresión impuesta a nuestro pueblo, la República Saharaui sigue comprometida con los principios del derecho internacional humanitario y el derecho legítimo de nuestro pueblo a la legítima defensa, y seguirá participando seriamente en los esfuerzos internacionales y africanos para resolver el conflicto pacíficamente sobre la base del pleno respeto del derecho inalienable y no negociable del pueblo saharaui a la libertad y la independencia.”