En una Carta al CS, Sudáfrica reitera que la solución de la cuestión del Sáhara Occidental reside en que se respete la legalidad internacional y las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

Nueva York, 17 de noviembre de 2020 (SPS) – En una carta dirigida a la Presidencia del Consejo de Seguridad por el Representante Permanente de Sudáfrica ante las Naciones Unidas y distribuida hoy martes a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, Sudáfrica renovó su firme convicción de que la solución de la cuestión del Sáhara Occidental reside en que se respete la legalidad internacional y que las partes actúen ateniéndose a las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad y a las normas internacionales.

Sudáfrica reiteró que la República Árabe Saharaui Democrática es un Estado fundador y miembro de pleno derecho de la Unión Africana, establecida el 9 de julio de 2002.

A este respecto, Sudáfrica dijo que “su enfoque sobre el asunto del Sáhara Occidental se basa en la posición de la Unión Africana y las Naciones Unidas, que siguen considerando la cuestión del Sáhara Occidental como una cuestión de descolonización”.

“Sudáfrica, dada su propia historia de colonización y segregación racial institucionalizada bajo el sistema de apartheid, mantiene una postura solidaria con los países que han experimentado el colonialismo y la ocupación.”, añade la carta.

Con ese fin,  explica la carta, “Sudáfrica ha apoyado sistemáticamente la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental, sobre la base de las decisiones de la Unión Africana y las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la cuestión.”

En el mismo contexto, Sudáfrica aclaró que  apoya a la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental, cuyo mandato principal, establecido en la resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad y todas sus resoluciones posteriores, consiste en celebrar un referéndum libre y justo sobre la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental.

En consonancia con la posición de la Unión Africana, Sudáfrica exhortó a las partes a que reanuden las negociaciones con carácter urgente, de buena fe y sin condiciones previas, bajo los auspicios del Secretario General de las Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad se ocupa de la cuestión con el fin de alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable.