Fuerzas de ocupación marroquíes temen a los saharauis

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- Ayer 20 de noviembre en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental ocupada por las fuerzas de ocupación (policías y paramilitares y servicios de inteligencia), persiguieron a todos los menores y jóvenes en las calles, les quitaron sus teléfoos móviles registrándolos.

La increíble represión que Marruecos está llevando a cabo sobre la población saharaui en los territorios ocupados, se vio incrementada el 13 de noviembre tras la violación por Marruecos del alto el fuego y el consiguiente reinicio de la guerra entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos.

Las autoridades de ocupación se enfrentan a la resistencia no violenta de los saharauis en todas las ciudades de los territorios ocupados, incluidas las escuelas, los hospitales y las calles.

En respuesta, la violencia aumentó, torturando a menores, como fue el caso de Hayat, una niña de 12 años que, por el único motivo de haber dibujado una bandera saharaui en el bata escolar, fue denunciada por la escuela a la policía que la sometió a torturas psicológicas y físicas.

En Bojador, varias mujeres de la familia Sultana Khaya, incluida su madre de 75 años, fueron golpeadas con objetos.

Las detenciones, secuestros, torturas y registros casa por casa de conocidos activistas y todos los que tengan menos de 30 años han sido una constante desde el 13 de noviembre.

Marruecos teme a los saharauis, que a pesar de todas estas represiones no guardan silencio, ni se quedan en casa. Marruecos teme la acción no violenta porque es una prueba viviente de la fuerza de este pueblo, pero también teme que de un momento a otro la guerra que hasta ahora se libra a lo largo de la muralla militar marroquí de 2720km de longitud y con equipamiento militar de última generación, puede comenzar desde dentro del territorio ocupado.

Los colonos marroquíes que superan con creces a la población saharaui tienen miedo, saben que esta tierra no es de ellos y saben que los saharauis no se rendirán.

Años de empobrecimiento, desapariciones forzadas, secuestros, torturas, violaciones, detenciones arbitrarias, discriminación en escuelas y hospitales y desempleo han llevado a los saharauis a tener muy poco o nada que perder y mucho que ganar.

“No se les puede tratar demasiado mal, porque de lo contrario no tienen nada que perder”, dijo un dueño de esclavos en la antigua Roma. Una verdad absoluta porque no hay nadie más peligroso que el hombre que no tiene nada que perder y mucho que ganar.

Una respuesta a “Fuerzas de ocupación marroquíes temen a los saharauis”

Los comentarios están cerrados.