Detención de grupos cercanos al régimen marroquí que intentaron atacar a manifestantes saharauis en Bruselas

PUSL.- La diáspora saharaui en Bélgica y el comité belga de solidaridad con el pueblo saharaui organizaron el miércoles 2 de diciembre de 2020 una manifestación autorizada por la ciudad de Bruselas.

Esta manifestación se organizó frente a la Comisión Europea para expresar el apoyo de la diáspora saharaui a las iniciativas del Frente Polisario en El Guerguerat, en el suroeste del Sáhara Occidental, y la decisión de reanudar la lucha armada tras la violación del alto el fuego por el ejército marroquí el 13 de noviembre.

A través de esta manifestación los presentes quisieron:

– Exigir al Consejo de Seguridad la inmediata y pronta organización del Referéndum de Autodeterminación, prometido desde 1991, que permita al pueblo saharaui expresarse libremente sobre su futuro.

– Exigir el fin de la represión en los territorios ocupados y la liberación de los presos políticos saharauis (en particular, los del grupo Gdeim Izik detenidos durante más de 10 años por Marruecos).

– Exigir el cierre de la brecha ilegal de El Guergarat, por la que Marruecos saquea las riquezas del Sáhara Occidental y ahoga al continente africano con su producción de cannabis, de la que es el principal productor según la ONU.

– Denuncia la decisión de la Unión Europea de renovar acuerdos comerciales incluido el Sáhara Occidental, con Marruecos para financiar su guerra, a pesar de las decisiones del Tribunal de Justicia Europeo, que especifican que Marruecos y el Sahara Occidental son dos entidades distintas y separadas.

Cabe señalar que varios grupos de origen marroquí se posicionaron alrededor de la Place Schuman para evitar esta manifestación, como lo hicieron sus agresivos compatriotas durante la manifestación del 28 de noviembre, en la Place République, en París donde se enfrentaron a los saharauis, aunque no tenían permiso para reunirse.

La policía belga se enfrentó a provocadores marroquíes que intentaron organizar una contramanifestación ilegal y atacar a militantes saharauis. Según fuentes en Bruselas, decenas de ellos fueron detenidos y amenazados con demandas.

Los miembros de la comunidad saharaui establecida en Europa denunciaron las acciones irresponsables de estos grupos y las campañas de odio contra los saharauis que lanzaron hace casi dos semanas. Lamentan profundamente que algunos partidos políticos y asociaciones marroquíes desarrollen el chovinismo y cultiven un falso antagonismo entre los dos pueblos, marroquí y saharaui, cuando su única aspiración debe ser cooperar en paz, en un espíritu de buena vecindad y respeto mutuo.