Declaración del Representante de Sudáfrica ante el Consejo de Seguridad sobre el Sáhara Occidental

PUSL.- Declaración a los medios de comunicación del Embajador Jerry Matjila, Representante Permanente de Sudáfrica, en la conferencia de prensa tras las Consultas del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO), 21 de diciembre de 2020

Señoras y señores periodistas. Me gustaría hacer una declaración en mi calidad de Representante Permanente de Sudáfrica ante las Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad acaba de clausurar su reunión sobre la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO). El Consejo fue informado por el Representante Especial del Secretario General, Sr. Collin Stewart; Secretario-General Adjunto para África (ESG), Sra. Bintou Keita.

Para empezar, quisiera hacer hincapié en que Sudáfrica está plenamente comprometida y apoya plenamente los esfuerzos para alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que garantice la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental, así como el logro de sus libertades fundamentales y derechos humanos.

Sudáfrica espera con interés el nombramiento de un nuevo Enviado Personal al Secretario General, puesto que ha estado vacante durante más de un año, para apoyar las negociaciones de las partes y la reanudación del proceso político. Sin embargo, deseamos reiterar que, en ausencia de un nuevo enviado, el Consejo y la comunidad internacional deben estudiar todos los métodos alternativos y pacíficos para avanzar en la vía política.

En los 45 años que el Consejo se ha ocupado de la cuestión del Sáhara Occidental, se ha avanzado poco en el proceso de negociación para buscar una solución definitiva al conflicto. En este sentido, instar a que el próximo Enviado Personal debe actuar con rapidez para hacer avanzar el proceso político y llevarlo a su siguiente fase, donde hay negociaciones directas y sustantivas entre las dos partes, el Frente POLISARIO y el Reino de Marruecos.

Tanto la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como el Reino de Marruecos son miembros de la Unión Africana y están sujetos a sus decisiones. En este sentido, aprovechamos esta oportunidad para reiterar que, de acuerdo con la decisión de la Asamblea de la UA adoptada en la XIV Cumbre Extraordinaria de la UA sobre Silenciamiento de Armas, que tuvo lugar el 6 de diciembre de 2020, ambas partes como Estados Miembros de la UA deben preparar las condiciones para un nuevo alto el fuego, en estrecha coordinación con el Consejo de Paz y Seguridad de la UA, de conformidad con todas las disposiciones pertinentes de su Protocolo, para llegar a una solución justa y duradera del conflicto.

Permítanme aprovechar esta oportunidad para reiterar la posición de Sudáfrica, como se expresó la semana pasada durante la celebración del 60 aniversario de la Resolución 1514 de la Asamblea General sobre la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales, un tema relacionado. a la autodeterminación y la descolonización, creemos que cualquier reconocimiento del Sáhara Occidental como parte de Marruecos equivale a reconocer la ilegalidad, ya que dicho reconocimiento es incompatible con el derecho internacional.

Además, Sudáfrica reitera que las decisiones contrarias a las decisiones colectivas multilaterales deben ser desalentadas e inequívocamente ignoradas, ya que son una violación de todas las resoluciones de la ONU, así como de la Unión Africana, incluyendo su Acta Constitutiva y sus decisiones.

Sudáfrica seguirá trabajando con todos los países de ideas afines y la comunidad internacional en general en apoyo a los esfuerzos internacionales para apoyar al pueblo saharaui y su búsqueda para lograr la libertad, la igualdad, la justicia y la dignidad. derechos fundamentales, de conformidad con todas las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los parámetros acordados internacionalmente.