CODESA: La mentira del Informe de la Comisión Europea sobre los beneficios para el pueblo del Sáhara Occidental

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

CODESA.- El informe de la Comisión Europea sobre los beneficios para los habitantes del Sáhara Occidental de la extensión ilegal de preferencias arancelarias para productos del Sáhara Occidental: un robo criminal, poco ético, patrocinado por la UE y que destruye la imagen de la UE

En cualquier sociedad que respeta las reglas, un ladrón que confiesa públicamente el robo es detenido, procesado y condenado, y con razón. Excepto en la Unión Europea, donde los funcionarios de la Comisión Europea que son culpables de organizar el saqueo masivo y sistemático de los recursos de una nación vulnerable, pero están orgullosos de ello en los informes oficiales y son libres de disfrutar de sus extravagantes salarios y estilo de vida confortable en total impunidad. Esto es increíble.

Este fenómeno no es en absoluto tan evidente como en el informe publicado recientemente por la Comisión Europea en el año 2020 –  Informe sobre los “beneficios” para el pueblo del Sáhara Occidental en la extensión de las preferencias arancelarias a los productos de la ocupada Sahara Occidental [1]

En este documento oficial, la Comión describe francamente como el acuerdo UE-Marruecos de julio de 2019 – por el que Bruselas ha permitido que los productos procedentes de territorio ilegalmente ocupado del Sahara Occidental a beneficio de las mismas tarifas preferenciales que Marruecos – han aumentado considerablemente tarifas económicas, actividad y empleo en ese territorio.

Sin embargo, la Comisión extrañamente descuida el hecho de que este no es un territorio cualquiera que espera beneficiarse de su inclusión en el mercado global y acceder a la riqueza prometida por el comercio con el principal bloque económico global.

Como lo atestiguan respetables observadores de derechos internacionales durante años, como Freedom House [2] , el Sahara Occidental es una de las regiones con la peor situación de derechos humanos en todo el mundo. Es la última colonia de África donde el pequeño pero resuelto pueblo saharaui lleva décadas esperando el referéndum de autodeterminación prometido, mientras viven dividido bajo la fuerte represión de las fuerzas de ocupación marroquíes en su tierra natal y en los campos de refugiados del desierto de Argelia.

EL Sahara Occidental es un territorio, que vió hace tan sólo unas semanas, la reanudación repentina de un conflicto armado después de un alto al fuego de 30 años, con las fuerzas marroquíes vilando los términos del alto el fuego aplastando una manifestación en la zona Tampón de Guerguerat más allá del muro de separación.

Es un territorio que ha sido testigo de uno de los procesos de ingeniería demográfica más grandes del mundo en los tiempos modernos, ya que la población indígena se ha visto abrumada por la migración masiva de colonos patrocinada por los ocupantes.

En resumen, la Comisión omite la especificación en su informe de que los empleos generados por la UE son principalmente para colonos marroquíes y, por lo tanto, refuerza aún más el dominio ilegal de Marruecos sobre ese territorio, socavando así los más de 40 años de esfuerzos de la ONU para completar el proceso de descolonización.

Además, la Comisión se jacta de que los recientes acuerdos de la UE sobre pesca y agricultura han impulsado la producción, el empleo y las exportaciones, pero se olvida de decir que estos sectores están abrumadoramente alimentados por los marroquíes, los colonos, propiedad del Palacio marroquí y sus acólitos, perpetran graves violaciones de los derechos laborales saharauis y contribuyen de forma masiva al agotamiento y contaminación de los escasos recursos naturales. Cómo encaja esto con el orgullo de la UE, su compromiso de ser un “caballero blanco” basado en reglas ambientales, climáticos y un actor global responsable debe ser el secreto mejor guardado en Bruselas.

Los jueces del Tribunal de Justicia Europeo en Luxemburgo deben apretarse sus vestimenta mientras descubren el descaro de los funcionarios de la Comisión que actúan descaradamente en sus decisiones; Su repetida orden judicial de buscar el consentimiento previo del pueblo saharaui para cualquier negociación con el Sáhara Occidental es totalmente ignorada, al igual que su recordatorio de que[3] La dudosa noción de “beneficios para la población local” es irrelevante según el derecho internacional.

Los miembros de la reputada oficina de estadística de Eurostat deberían abandonar sus calculadoras al leer un informe de la Comisión, que admite que utilizó una única fuente para sus datos (la potencia ocupante marroquí) y no se molestó en comprobar su estadísticas a través de visitas al sitio o fuentes independientes.

Frente a un Parlamento Europeo cuya moral quebrantada lo llevó a respaldar ciegamente la pesca ilegal y los acuerdos comerciales[4] , solo se puede esperar que el Fiscal General de la Corte Penal Internacional afile su lápiz para redactar la acusación que finalmente llevará a estos funcionarios de la Comisión de la UE a ser convocados a La Haya para justificar su crimen de complicidad en el robo de recursos, tierras y el futuro de un pueblo. Ladrones y sus cómplices, incluidos los funcionarios anónimos de la UE, que deben ser considerados responsables y, ciertamente, no se debe permitir a desacreditar a los valores y la reputación de la Unión Europea.

Cabe recordar que el Tribunal de Justicia de la UE ha declarado explícitamente que Marruecos no tiene soberanía sobre el territorio del Sáhara Occidental. Sin embargo, la Comisión de la UE ha seguido contradiciendo esta posición a la hora de negociar con Marruecos sobre el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental ocupado.

También es notable y extremadamente ilegal según el derecho internacional ver que los exportadores potenciales del territorio del Sahara Occidental fuera de la ocupación de Marruecos están excluidos de beneficiarse de los aranceles preferenciales en virtud de este acuerdo, que refleja las intenciones de división de la Comisión Europea.

El informe de la Comisión Europea debería “cumplir” una de las condiciones establecidas por el Parlamento Europeo (informe anual al Parlamento), pero este informe no cumple todas las demás condiciones establecidas por el Parlamento durante el proceso de ratificación.

Uno de los principales argumentos utilizados por la Comisión Europea durante el proceso de ratificación fue la “reanudación del diálogo UE-Marruecos sobre derechos humanos”, sin embargo, decenas de Defensores de Derechos Humanos saharauis permanecen en prisión cumpliendo cadena perpetua en muchos casos, el asedio militar se ha intensificado en los territorios ocupados y las fuerzas de ocupación marroquíes continúan a diario con la represión de todo tipo contra los civiles saharauis. Todo esto sucede mientras los cómplices europeos en Marruecos cierran los ojos y guardan un silencio culpable mientras se desarrolla la represión: trabajos, colonos e inversiones marroquíes están en un territorio ocupado ilegalmente.


[1] Publicado el 23 de diciembre de 2020 – 2020 Report on the benefits for the people of Western Sahara on extending tariff preferences to products from Western Sahara | Taxation and Customs Union (europa.eu)

[2] https://freedomhouse.org/country/western-sahara/freedom-world/2020

[3] https://wsrw.org/en/news/report-the-eu-ignores-its-own-court-on-conflict-trade

[4] https://www.hrw.org/news/2019/02/11/meps-seek-european-courts-opinion-eu-morocco-fisheries-agreements-