El presidente de la República Saharaui subraya el legítimo derecho a responder a la violación de la seguridad de los civiles saharauis por Marruecos

Bir Lahlou (RASD) 16 de febrero de 2021 (SPS) – El presidente de la República Saharaui (RASD) y Secretario General del Frente Polisario, Brahim Ghali, reafirmó en una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, y al presidente rotatorio de Seguridad Consejo, Barbara Woodward (Reino Unido), el legítimo derecho del pueblo saharaui de responder con firmeza a cualquier acción que ponga en peligro la seguridad de cualquier ciudadano saharaui dondequiera que se encuentre.

El presidente saharaui denunció las reiteradas y sistemáticas violaciones cometidas por las fuerzas de ocupación marroquíes contra los civiles saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, y pidió al Consejo de Seguridad que asuma sus responsabilidades de “proteger a los civiles saharauis y garantizar su seguridad física y moral como principio de la responsabilidad de Naciones Unidas hacia el pueblo saharaui y hacia la descolonización de la última colonia de África”.

El presidente de la República indicó que la parte saharaui había advertido que la potencia ocupante había lanzado campañas de represalia a gran escala contra civiles saharauis desarmados, activistas de derechos humanos y periodistas, tras el agresivo acto marroquí con el que finalizó el alto el fuego el 13 de noviembre de 2020, obligando a la Pueblo saharaui a retomar su legítima lucha de liberación.

En este contexto, el Presidente de la República destacó que “la intimidación física y psicológica y la tortura que enfrenta hoy la familia Sidi-Brahim Khaya en la ciudad ocupada de Bojador es solo un ejemplo de la opresión, los abusos y las horribles prácticas cotidianas que sufren los civiles saharauis en los territorios ocupados.”

El presidente de la República Saharaui concluyó su carta destacando que “el pueblo saharaui lleva casi tres décadas siguiendo una solución pacífica, en un momento en el que Naciones Unidas guarda un vergonzoso silencio sobre la persistencia del Estado marroquí en la ocupación ilegal de partes de nuestro país y su brutalidad e intimidación de nuestros ciudadanos indefensos en los territorios ocupados, en paralelo con su obstrucción a la organización del referéndum de autodeterminación y su reciente acto de arruinar el acuerdo de alto el fuego el 13 de noviembre de 2020 “.