Mensaje de la joven saharaui Jamila Dambar, 16 años – territorios ocupados del Sahara Occidental

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- Jamila Dambar, una niña saharaui de 16 años y sobrina de Said Dambar que fue asesinada hace 122 meses por las fuerzas de ocupación marroquíes, decidió publicar el lunes 22 de febrero de 2021 un vídeo con un mensaje claro sobre la voluntad del pueblo saharaui y su sufrimiento diario.

La joven dentro de la casa rodeada de policías, decidió denunciar audazmente la situación, a pesar de conocer las represalias que le esperan a la familia.

Desde que Marruecos violó el alto el fuego el 13 de noviembre y el Frente Polisario tuvo que regresar al conflicto armado, los saharauis en los territorios ocupados por Marruecos han sido sometidos a diario a detenciones arbitrarias, torturas, cerco de sus hogares y vecindarios, represión indiscriminada y violenta, incluida la tortura y juicios de farsa. La escalada de la represión marroquí hasta ahora no ha sido reprendida ni por las Naciones Unidas ni por la Unión Europea, a pesar de que las imágenes se han vuelto virales en las redes sociales.

Mensaje de Jamila:

“Hola, buenos días, soy la sobrina del mártir, Said Dambar, Jamila Dambar. Me encuentro en la casa del mártir Said Dambar, hoy acorralados por la policía marroquí, después de 122 largos meses de su asesinato, por la policía marroquí y por el enemigo, por el colonizador. Hoy nos encontramos luchando y seguiremos luchando.

Hoy es un día de tristeza. Un día de decepción. Un día más bien lleno de coraje. Muchos de vosotros diréis porque coraje, coraje, coraje de arderte el corazón, coraje de arderte el corazón de pasear por las calles y ver la bandera de tu colonizador, de tu enemigo, del que ha matado miles familiares. Porque los saharauis, todos somos familia y todos somos hermanos. Y seguiremos hermanos y estaremos unidos hasta la muerte. Coraje porque pasas por las calles, como he dicho, y ves la bandera de tu enemigo en vez de ver la bandera de tu país. Coraje de pasar por las calles y oír el himno de otro país, el himno de un enemigo, o el himno de un colonizador en vez del himno de tu propio país. Me arde el corazón al escuchar un himno que no sea el mío.

Me arde el corazón al estar en clase y de repente que pongan el himno nacional de su propio país y que lo canten con con alegría y que lo canten con amor. Y yo con los ojos llenos de lágrimas, deseando llegara a casa y echarme a llorar por el coraje que siento.

Pues esto, porque sentimos coraje, muchas de las personas no sabrán el significado de sentir coraje, de estar colonizado, porque esto no se siente hasta que lo vive. Esto no se siente hasta que lo sientes, hasta que lo sientes en ti mismo.

Porque yo no puedo seguir viendo banderas de otros países que me restriegan en la cara, que nos están colonizando, y que me restriegan en la cara que no nos vamos a independizar de ellos. Porque yo sé y tengo todo mi confianza, mi confianza en mi pueblo y en Dios de que vamos a conseguir nuestra independencia con ayuda o sin o sin ayuda. Pero vamos. Pero vamos a conseguir nuestra independencia con nuestras propias manos y con nuestro propio sudor y con nuestra propia lucha continua. Porque nunca nos callaremos y nunca nos vamos a callar. Porque. Porque esto es impagable. Esto es imperdonable.

Esto es imperdonable. Pero es que tienes. Tenéis que ver las fotos de las personas con los ojos morados.

La foto de las personas maltratadas en la calle. Las fotos de las personas. Y que no puedo explicarlo. Cada vez que intento imaginarme esa escena me se me llenan los ojos de lágrimas.

La escena de ver a tu abuela derrumbada delante tuya, o tus tíos, o tu padre derrumbado en frente tuya y con las lágrimas en los ojos haciéndose el fuerte, pero en verdad él no puede aguantar, como he dicho antes, es inaguantable. Nosotros no nos vamos a callar hasta conseguir nuestra independencia. Y así lo digo. Y así lo dejo!

(Kol al watan aw achahada)
Toda la patria o martirio!”