Cumbre del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana sobre la cuestión del Sáhara Occidental

PUSL.- El Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (PSC) celebró una reunión por videoconferencia el martes 9 de marzo de 2021, a nivel de jefes de Estado y de gobierno, para examinar el tema del Sáhara Occidental Ocupado tras el fin del alto el fuego que violó Marruecos después de 30 años el 13 de noviembre de 2020.

El período extraordinario de sesiones estuvo presidido por el presidente de la República de Kenia, Uhuru Kenyatt.

“Las dos partes del conflicto, la RASD (República Árabe Saharaui Democrática) y Marruecos están invitadas a unirse a la reunión para presentar sus posiciones”, dijo.

Marruecos intentó evitar que esta reunión se llevara a cabo sin éxito. Rabat no ha logrado evitar que la organización panafricana alcance el quórum necesario para convocar esta reunión.

Esta reunión, la primera después de la reanudación de la lucha armada en el Sáhara Occidental, se dedicó a evaluar la implementación de la decisión extraordinaria de la cumbre de la UA en diciembre de 2020 sobre la cuestión saharaui.

La XIV Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno tomó la decisión de volver a colocar el tema saharaui en la agenda del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana de la UA con el fin de dar una nueva dinámica a la resolución del conflicto.

Según SPS (Agencia de Prensa Saharaui) “La decisión arroja luz sobre los últimos hechos ocurridos en el Sáhara Occidental tras la agresión militar marroquí contra manifestantes civiles saharauis en la zona de amortiguamiento de El Guerguarat, en el suroeste de este territorio no autónomo, e interviene para poner fin a los intentos de Marruecos de excluir a la organización africana de los esfuerzos por encontrar una solución a este conflicto que garantice al pueblo saharaui su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia ”

La decisión presentada “pide al Consejo de Paz y Seguridad de la UA, de conformidad con las disposiciones pertinentes de su protocolo, que involucre a ambas partes (Marruecos / RASD), ambos miembros de la Unión Africana, para remediar la situación (sobre el terreno), en con el fin de preparar las condiciones para un nuevo alto el fuego y llegar a una solución duradera al conflicto que augura la autodeterminación en el Sáhara Occidental ”.

Esta solución también debe ser “acorde con las decisiones y resoluciones pertinentes de la Unión Africana y las Naciones Unidas, así como con los objetivos y principios del acto constitutivo de la UA”, que debe recordarse, insiste en el estricto respeto de el principio de inviolabilidad de las fronteras heredado con la independencia.

Durante la cumbre, el presidente argelino Abdelmejid Tebboune recordó la posición constante de su país sobre la causa de la descolonización en África Occidental que luchó contra la ocupación europea y para imponer el fin del Apartheid, no puede de ninguna manera aceptar la continuación de la colonización en una de sus regiones “, subrayó la imperiosa necesidad de poner fin a este conflicto, defendiendo el retorno a los principios fundacionales de la Organización Continental, en particular las disposiciones del artículo 4 del Acto Constitutivo de la UA sobre el respeto de las fronteras heredadas de la independencia.

“El África que expulsó a la ocupación europea con su lucha política ya veces armada y que acabó con el apartheid, debe acabar hoy con el último residuo colonial”.

“La ruptura del alto el fuego tras el incumplimiento de un acuerdo en vigor desde 1991 y la peligrosa escalada del conflicto en el Sáhara Occidental es solo el resultado de décadas de política para bloquear sistemáticamente y ralentizar los planes de resolución, eludiendo el proceso de negociación y los intentos recurrentes de imponer un hecho consumado en el territorio de un estado miembro fundador de la UA ”, señaló el presidente Tebboune en su discurso.

Varios oradores de la Cumbre expresaron su profunda preocupación por la reanudación de las hostilidades entre los dos Estados miembros de la UA, condenando la violación por parte marroquí del acuerdo de alto el fuego y los graves abusos contra los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, así como en los territorios ilegales. explotación de los recursos naturales del pueblo saharaui.

Las deliberaciones entre los líderes africanos concluyeron con una serie de disposiciones y medidas que podrían inyectar impulso a los esfuerzos de la UA para resolver la causa saharaui.

“Se pidió a Marruecos y a la RASD un rápido regreso a la mesa de negociaciones con miras a cristalizar una solución política y pacífica basada en las disposiciones del artículo 4 del Acta Constitutiva de la UA, lo cual es claro. Marruecos debe respetar la frontera del Sáhara Occidental y debe considerarse la descolonización del Sáhara Occidental, que permita al pueblo saharaui ejercer su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia.“

La cuestión saharaui se acompañará a partir de ahora de al menos dos cumbres al año, con el objetivo de estar al tanto de los acontecimientos y reactivar el papel del Alto Representante de la UA, responsable de la cuestión del Sáhara Occidental.

“La Comisión de Alto Nivel de Jefes de Estado y de Gobierno sobre la cuestión del Sáhara Occidental y la consulta con el Asesor Jurídico de la UA abordarán la cuestión de los “consulados” abiertos en los territorios ocupados.

Además, la Comisión ha recibido instrucciones de tomar las medidas necesarias para reabrir la oficina de la UA en la ciudad ocupada de El Aaiún.

“Se hizo un llamado para acelerar el nombramiento de un Representante Personal del SG de la ONU y relanzar el proceso político para resolver el conflicto en el Sáhara Occidental.

El presidente de la República Saharaui, Brahim Gali, pidió a la Unión Africana que cumpla con su responsabilidad de desempeñar un papel fundamental en esta cuestión africana ”.

“Decir que la Unión no debe desempeñar un papel de liderazgo en este asunto con las Naciones Unidas es una declaración contraria a la verdad histórica y contradice la responsabilidad de la Unión Africana de defender sus principios y objetivos, como organismo que sentó las bases sobre las que se basado en el plan de arreglo conjunto ONU / OUA de 1991 ”, reafirmó Brahim Gali en su discurso publicado por SPS.

Respecto al fin del alto el fuego, el presidente Brahim Ghali destacó que la persistente ocupación marroquí del Sahara Occidental y la continua obstrucción de los esfuerzos internacionales obligaron al pueblo saharaui a tomar las armas, como un derecho legítimo protegido por las convenciones internacionales y agregó que la RASD considera al Reino Marruecos plenamente responsable de esta nueva escalada y de la amenaza que representa para la paz y la estabilidad en la región.