El preso político saharaui Elhafed Iazza en precarias condiciones de salud

PUSL.- Mohamed Yahya Elhafed Iazza, preso político saharaui actualmente detenido en Bouzakarn, se encuentra en unas condiciones de salud muy precarias, con grave deterioro general y sin la asistencia médica adecuada.

Las condiciones de salud del Sr. Iazza fueron repetidamente denunciadas, así como la negligencia médica intencional por parte de la administración de la prisión.

Además de asma crónica, padece anemia crónica severa según su familia, sin atención médica y dieta adecuada. El último contacto con su familia fue hace dos semanas. En la actual situación de pandemia y las medidas de protección relacionadas con Covid, las llamadas telefónicas son el único contacto con el mundo exterior, ya que no se permiten visitas familiares.

En su decimotercer año de detención, el Sr. Iazza todavía le quedan dos años antes de cumplir una sentencia de 15 años.

Mohamed Yahya Elhafed Iazza

El Sr. Iazza nació en 1966 en Tantan y fue arrestado en febrero de 2008. Fue sentenciado a 15 años. Mohamed Yahya Elhafed Iazza es un activista de derechos humanos, miembro de CODESA y AMDH (Asociación Marroquí de Derechos Humanos) en Tantan, padece varias enfermedades crónicas como asma, hemorroides, reumatismo y anemia. El preso político fue sometido a malos tratos y torturas.

En abril de 2014, a pesar de sus graves problemas de salud, la administración de la prisión de Ait Melloul le negó toda asistencia médica.

En abril / mayo de 2014, hizo una huelga de hambre de 45 días y fue trasladado de la prisión de Ait Melloul a Oudaya, Marrakech. Ya había hecho una huelga de hambre de 17 días por las mismas razones y en 2008 cuando hizo una huelga de hambre durante más de 30 días.

Durante el tiempo que estuvo en la prisión de Inzegan estuvo varias veces en la celda de aislamiento / castigo.

En 2009, la noche de su traslado a Ait Melloul, fue torturado por más de 30 guardias y volvió a iniciar una huelga de hambre.

Fue secuestrado en su tradicional tienda de telas saharauis el 29/02/2008 por participar en una manifestación pacífica en Tantan (sur de Marruecos) y condenado a 15 años de prisión.

El mismo día fue llevado a la comisaría de policía de Tantan, donde fue torturado durante 3 días junto con otros jóvenes saharauis. Un grupo de policías especiales llegó para la sesión de tortura.

Durante 3 días, su familia no tuvo conocimiento de su paradero y le quitaron la medicación para el asma.

El Sr. Iazza identificó a algunos torturadores como Mustafa Kamour, jefe de policía y un policía llamado Abed Jalil Elwaaziz y otro llamado Dekir Ahmed.

Pasó 3 días sin comida ni agua, sin mantas en el suelo.
Lo colgaron boca abajo por los pies, luego en la posición de Dajaja (como un pollo asado), lo golpearon con palos, lo amenazaron y lo “bañaron” con orina y basura.

En la prisión de Ouyada (Marrakech) estaba en una celda de 5x4m con literas junto con otros 26 presos (presos de derecho común), no había ventilación adecuada, la celda siempre estaba llena de humo y muy sucia, la comida escaseaba y faltaban los nutrientes básicos, había que comprar agua potable.

Tanto en la prisión de Taroudant como en la de Ait Melloul no hubo mejoras en las condiciones de detención.

Actualmente encarcelado en Bouzakarn, sigue sobreviviendo en condiciones infrahumanas después de más de 13 años de detención.