Polisario acepta el nombramiento de Staffan de Mistura como enviado especial

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

El Frente Polisario aceptó el nombramiento del sueco Staffan de Mistura como nuevo enviado de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, en sustitución del alemán Horst Kohler, que dimitió en 2019, dijo a APS el embajador saharaui en Argel, Abdelkader Taleb Omar.

Taleb Omar aclaró que el Frente Polisario dio su acuerdo el 29 de abril, señalando que si el nombre de Staffan de Mistura aún no ha sido anunciado oficialmente por la ONU, seguramente es debido a los bloqueos que Marruecos se habría resistido al nombramiento de este diplomático.

El ex mediador de la ONU en Siria, Staffan de Mistura fue designado por el Secretario General de la ONU para ser el quinto enviado de la ONU al territorio no autónomo.

La ONU ya ha designado a cuatro mediadores en un intento fallido de resolver este conflicto de 46 años. Se trata de los dos estadounidenses James Baker y Christopher Ross, el ex presidente alemán Horst Kohler y el holandés Peter Van Walssun.

Recientemente, el SG de la ONU, a través de su portavoz Stéphane Dujarric, dijo que estaba “decidido” a continuar su búsqueda de un emisario al Sáhara Occidental, aunque reconoció que “este es un puesto complicado para el que siempre ha sido un poco difícil encontrar a la persona adecuada”.

Sin embargo, el Frente Polisario cree que el nombramiento de un nuevo enviado personal no es “un fin en sí mismo”, recordando que el papel de este enviado es “facilitar un proceso de paz vigoroso y limitado en el tiempo que conduzca al ejercicio libre y democrático por el pueblo saharaui de su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia ”.

Staffan De Mistura, propuesto por el SG de la ONU para relanzar el proceso de paz en el Sáhara Occidental, interrumpido desde 2019, fue nombrado en 2014 enviado especial para la crisis en Siria.

Asumió el papel de facilitador de las negociaciones de paz en Siria, cargo que ocupaba anteriormente el argelino Lakhdar Brahimi, quien renunció en mayo y antes que él por Kofi Annan.

De dos nacionalidades, italiana y sueca, el diplomático de 74 años cuenta con cuatro décadas de experiencia en la ONU, en zonas afectadas por conflictos y también en agencias humanitarias.

El ex mediador ya ofreció sus buenos oficios en Irak y Afganistán, donde se desempeñó como jefe de las misiones de la ONU en estos dos países.