Dimisión de jefes de internacional de RNE y TVE ante la decisión de RTVE de veto al viaje Tindouf

Mostramos nuestro apoyo a los compañeros responsables del área de Internacional de RNE y de TVE que han comunicado su dimisión, firme e irrevocable, ante la lamentable decisión de la dirección de RTVE de vetar el viaje a Tinduf por las incomprensibles razones esgrimidas -vagas e incluso inexistentes- que ya enumeramos en un anterior comunicado. Queremos reconocer el trabajo y la coherencia de los dimisionarios, así como los esfuerzos realizados por los directores de los Servicios Informativos de RNE y TVE, Mamen del Cerro y Pau Fons, para que se reconsiderara la decisión de no viajar a Tinduf.

Los tres Consejos de Informativos de RTVE nos hemos mantenido en constante contacto durante el fin de semana con los profesionales de la información Internacional de esta casa, esperando y deseando que nos trasladaran una rectificación por parte de la dirección. Máxime cuando nuestra posición ha sido sólidamente respaldada desde fuera de la Corporación por diversas asociaciones de prensa, entre ellas la FAPE o Reporteros Sin Fronteras. Unos 50 periodistas de medios nacionales e internacionales (BBC, Associated Press, varias radiotelevisiones europeas, El País o la Vanguardia, por solo citar unos pocos) se encuentran ya de camino, pero desafortunadamente la dirección ha perseverado en su error.

Estas dimisiones demuestran el incorruptible compromiso de la mayoría de periodistas de RTVE con la información de servicio público. Pero, desafortunadamente, son demasiadas las ocasiones en las que tienen que ser los profesionales de base los que muestren la decencia y dignidad de esta casa. Instamos a que los máximos responsables directivos de nuestra empresa reflexionen profundamente sobre lo ocurrido y qué significado tienen las dimisiones presentadas. Exigimos al Director de Contenidos Informativos de RTVE, Esteve Crespo, y al Presidente de la Corporación, José Manuel Pérez Tornero, que trasladen a la plantilla y a la ciudadanía las razones reales del veto y quiénes fueron sus responsables.

Desgraciadamente, las consecuencias de este tipo de decisiones las acabamos pagando los informadores de RTVE, porque afectan a nuestra imagen y a nuestra credibilidad. Seguimos intuyendo, como en este caso, que nuestra alta dirección no es impermeable a las presiones políticas, sino que, desafortunadamente, parece canalizarlas. Resulta difícil pensar lo contrario mientras no lleguen otras explicaciones.