(SPS)- Con la moderación de la abogada noruega especializada en DDHH, Tone Sorfone; Abba Haisen, presidente del Consejo Nacional Saharaui para los Derechos Humanos, y  Claude Magnin, esposa del preso político Naama Asfari, el taller sobre Derechos Humanos de la 45ª edición de la EUCOCO ha calificado de “represión sistemática” la situación que se vive en los territorios ocupados.

Los asistentes al evento coincidieron en hablar de persecución planificada sobre defensores de derechos humanos, periodistas y la población saharaui movilizada en general. “Los presos políticos saharauis son detenidos por las autoridades marroquíes debido a su defensa pública del derecho a la autodeterminación y la independencia. Todos ellos fueron detenidos y condenados arbitrariamente tras procesos judiciales que a menudo no cumplen las normas internacionales, ya que se basaban exclusivamente en testimonios obtenidos bajo tortura” aseguraron las portavoces.

La práctica sistemática de detención de población saharaui y defensores de derechos humanos fue denunciado por la relatora especial de la ONU, Mary Lawlor, en su comunicado de prensa del pasado 1 de julio de 2021; donde se habló de que “los defensores de los derechos humanos en Marruecos y el Sáhara no sólo siguen siendo justamente criminalizados por sus actividades legítimas, sino que reciben penas de prisión desproporcionadamente largas y, mientras están encarcelados son sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes y a tortura”.

Hoy en día, son 43 los presos políticos saharauis encarcelados por las autoridades marroquíes por el mero hecho de defender los derechos humanos. “La difusión de sus casos es una de las prioridades que debe asumir el movimiento solidario”.

El taller apeló a escribir a representantes públicos, organizar actividades de sensibilización y protestas de solidaridad con los activistas afectados. También se tuvo una mención especial para la familia Jaya, que desde hace más de un año sigue sitiada en su hogar, siendo violada y torturada con total impunidad por el ocupante marroquí.