(SPS) – La Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM) denunció las recientes campañas de arrestos e intimidación llevadas a cabo por las autoridades de ocupación marroquí contra los civiles saharauis en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, particularmente tras el partido de futbol entre las selecciones de Argelia y Marruecos disputado el pasado sábado en la Copa Árabe de Futbol organizada en Catar.

En un comunicado hecho público hoy, ISACOM resalta las informaciones divulgadas por el medio de de información saharaui “Nushatta Foundation”, el cual informó que “la policía marroquí ha lanzado su campaña de acoso y arrestos contra los civiles saharauis en las zonas ocupadas del Sahara Occidental antes del partido de futbol con la detención del presidente de “Nushatta Foundation”, Luali Lhammd, quien fue trasladado hacia un lugar desconocido, con los ojos vendados, donde fue objeto de torturas y amenazas de violación”. Antes del arresto de Luali, agentes de la policía de las autoridades de ocupación marroquí intentaron secuestrar a la periodista saharaui Salha Butenguiza, corresponsal de la Televisión Nacional Saharaui, que pudo evitar el secuestro de milagro.

La ONG saharaui afirma también en su comunicado, que a través de un seguimiento directo de los sucesos, “se han observado agentes de la policía de paisano, otros con uniforme oficial y paramilitares de las “fuerzas auxiliares” desplegando varios de sus vehículos en las calles principales de la ciudad de El Aaiún y otras partes de la ciudad, obligando a los dueño de bares a cerrar sus locales para evitar que los saharauis sigan el partido. En este sentido, testigos oculares han reportado que agentes de la policía de las autoridades de ocupación marroquí arrestaron, tras la finalización del partido, a varios jóvenes que estaban celebrando la victoria del equipo argelino y los agredieron con golpizas, arrastrándolos por las calles.

Varios sitios de las redes sociales publicaron videos que mostraban a miembros de la policía de ocupación marroquí golpeando en grupos a civiles saharauis con sus porras, hasta el punto de dejar a un civil inconsciente, arrestarlos y someterlos directamente a la violencia de manera brutal. Mientras que en otro video, se veía a un vehículo de la policía de ocupación marroquí atropellar  a un civil que iba en una motocicleta, que luego proceden a propinarle una golpiza y arrestarlo.

Esta escenas de uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas policiales de ocupación marroquíes contra civiles saharauis en la ciudad ocupada de El-Aaiún presenció directamente con motivo de la celebración por parte de los civiles saharauis nos recuerdan incidentes parecidos que se saldaron con la muerte de la joven saharaui “Sabah Othman Hmida”, tras ser atropellada por un coche perteneciente a uno de los aparatos de las fuerzas represivas marroquíes el 20 de julio de 2019, después de que la selección argelina ganara la Copa Africana de Naciones.

Por todo lo anteriormente expuesto, la Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM)  “condena enérgicamente la persistencia de las fuerzas policiales de ocupación marroquíes en sus agresiones violentas, torturas y detenciones arbitrarias de varios periodistas y activistas saharauis y exige llevar a los responsables de estas atrocidades y actos represivos ante la justicia para que paguen por sus crímenes, haciendo un llamamiento a las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja a asumir sus responsabilidades y abandonar su inacción, presionando a Marruecos para que respete sus compromisos pertinentes en relación a los derechos humanos.