(SPS)-. La activista saharaui Sultana Jayya fue objeto de un nueva brutal agresión por parte de las fuerzas represivas de ocupación marroquíes, en su casa familiar en la ciudad ocupada de Bojador.

Según fuentes de derechos humanos saharauis,  el ataque causó heridas a la miembro de la Comisión Saharaui Contra la Ocupación Marroquí y a miembros de la familia.

La brutal intervención se produjo cuando un grupo de mujeres saharauis querían visitarla para expresar su solidaridad y apoyo a esa familia, símbolo de la resistencia al invasor.

La activista y su familia llevan desde hace más de un año retenidas en medio de prácticas represivas que llegaron al punto de intentar muchas veces liquidarlos físicamente, inyectándoles sustancias desconocidas.

Varias veces se ha intentado liquidarla físicamente por sus actividades en contra de régimen de ocupación marroquí y su insistencia en izar la bandera de la República Saharaui en la azotea de la casa de su familia en la ciudad ocupada de Bojador.