Esta entrada también está disponible en: Français (Francés)

BRUSELAS – APS.dz – La participación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en la cumbre de Bruselas que reunió a líderes europeos y africanos, “es una gran victoria diplomática y política”, dadas las dimensiones que conlleva en cuanto a la consagración de la República Saharaui como una “realidad innegable”, dijo Oubi Bouchraya El Bachir, miembro de la secretaría nacional del Frente Polisario a cargo de Europa y la Unión Europea (UE).

“La participación de la RASD en los trabajos de la cumbre de la Unión Europea y la Unión Africana junto a 82 países de ambos continentes tiene una gran importancia política y jurídica” y es “una gran victoria diplomática”, declaró Oubi Bouchraya El Bachir, citado por la agencia de prensa saharaui SPS.

El diplomático saharaui también calificó de “acontecimiento importante” la presencia de la RASD el jueves y el viernes pasados en Bruselas, y subrayó que esta participación “envió un mensaje en el que se pide a los dirigentes europeos que cambien su estatus de parte del problema para convertirse en parte de la solución del conflicto del Sáhara Occidental en el marco de la asociación entre la UA y la UE”.

Para Oubi Bouchraya, la participación en la cumbre de Bruselas de una amplia delegación saharaui, bajo la presidencia del presidente de la RASD, Brahim Ghali, “refleja un fracaso definitivo del ocupante marroquí a nivel africano y europeo”.

Recordó, en este contexto, que el presidente de la RASD informó, durante la cumbre de Bruselas, a los dirigentes europeos y africanos de los últimos acontecimientos en el conflicto saharaui, e hizo un llamamiento a Europa para que “acompañe a la UA en sus intensos esfuerzos por descolonizar la última colonia de África (el Sáhara Occidental)”.

En su intervención en la 6ª cumbre UE-UA, celebrada los días 17 y 18 de febrero en la capital belga, el presidente Ghali hizo un llamamiento a la Unión Europea para que desempeñe “un papel positivo” en el proceso de arreglo del conflicto del Sáhara Occidental, convirtiéndose en “parte de la solución que contribuirá, según él, a reforzar las condiciones de paz, seguridad y estabilidad en el Norte de África y el Sahel”, dijo.