Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés)

PARÍS – APS.dz .- El representante del Frente Polisario en Francia, Mohamed Sidati, declaró que la participación de la República Saharaui (RASD) en los trabajos de la Cumbre de la Unión Europea (UE)/Unión Africana (UA), recientemente celebrada en Bruselas, constituye un “revés” para Marruecos y pone de manifiesto la “inanidad” de las pretensiones de las autoridades del Reino y su “falsa propaganda”.

La participación de la RASD en la cumbre UE/UE “atestigua el papel activo de la República Saharaui dentro de la familia africana y en la escena internacional”, dijo Mohamed Sidati en una declaración a APS.

Recordando que la República Saharaui, reconocida por varios países del mundo, es miembro fundador de la Unión Africana, dijo que esta participación “es un éxito y un revés para Marruecos y sus pretensiones expansionistas” en el Sáhara Occidental.

“Esta presencia (en la Cumbre) de la República Saharaui expone, de forma cruda, la inanidad de las pretensiones de las autoridades marroquíes, así como su propaganda engañosa”, dijo.

El diplomático saharaui también subrayó que esta participación “es un claro llamamiento a los países miembros de la Unión Europea (UE) para que reconsideren sus políticas hacia el Sáhara Occidental”.

En un contexto marcado por la celebración del 46º aniversario de la proclamación de la RASD, el Sr. Sidati recordó que “el año 1976 fue un punto de inflexión en la lucha de liberación del pueblo saharaui”, señalando que “la República Saharaui, fruto de tantos sacrificios y sufrimientos, sigue siendo el marco adecuado donde se despliegan la voluntad y la determinación del pueblo saharaui para imponer sus derechos”.

El representante del Frente Polisario lamentó que “la guerra de agresión y saqueo emprendida por Marruecos contra el pueblo saharaui haya provocado el éxodo de miles de saharauis, que huyen del exterminio y de los soldados invasores que utilizan armas prohibidas internacionalmente”.

En este sentido, no dejó de elogiar el papel de Argelia, que “ofreció generosamente refugio y protección” a las poblaciones cazadas por Marruecos.

“El problema del Sáhara Occidental es eminentemente una cuestión de descolonización frustrada, ya que se trata de un territorio no autónomo, que es responsabilidad de la ONU, que debe garantizar y proteger el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación”, subrayó también.

La política de Francia obstaculiza los esfuerzos de paz en el Sáhara Occidental

El Sr. Sidati denunció la obstrucción por parte de Marruecos del proceso de paz patrocinado por la ONU que conduce a un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental.

“Después de dieciséis largos años de enfrentamiento militar y de arduas negociaciones, se ha elaborado un plan de paz, que debería permitir al pueblo saharaui ejercer su derecho inalienable, pero Marruecos ha multiplicado los obstáculos, para abortar el trabajo de paz de la ONU en el Sáhara Occidental”, deploró.

En este contexto, no dejó de condenar una vez más el papel desempeñado por Francia en la continuación de la colonización marroquí en el Sáhara Occidental.

La política de obstrucción llevada a cabo por Marruecos, dijo al respecto, no habría sido posible “sin la complicidad de algunos países miembros del Consejo de Seguridad, entre ellos Francia, que consintió todas las peticiones diplomáticas, como las armas, de Marruecos”.

Según él, “la política francesa ha frustrado los esfuerzos de la comunidad internacional a lo largo de los últimos treinta años”, señalando que Marruecos, “sin previo aviso”, pudo burlarse impunemente de la ONU y de toda la comunidad internacional.

“Envalentonado por esta impunidad, Marruecos cruzó el Rubicón al violar y romper el alto el fuego el 13 de noviembre de 2020”, agregó, y añadió que “el Frente Polisario respondió a este acto, en defensa propia, reanudando la lucha armada”.

Observando, además, que la guerra en el Sáhara Occidental engendra inestabilidad e inseguridad, Sidati deploró que Marruecos recurra a fuerzas y entidades extranjeras, como la entidad sionista, para que acudan en su ayuda, advirtiendo de los peligros a los que se exponen la paz y la seguridad en la región.