Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés)

Derechos humanos Ginebra

GINEBRA – APS.dz – El Grupo de Apoyo de Ginebra para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental denunció la laxitud y el silencio de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ante las graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos en los territorios saharauis ocupados por las fuerzas de ocupación marroquíes.

En un comunicado emitido con ocasión de la reunión del Consejo de Derechos Humanos, el coordinador del Grupo, Gianfranco Fattorini, declaró que “el silencio de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ante las violaciones de los derechos humanos por parte del ocupante marroquí en el Sáhara Occidental es inexplicable y, desgraciadamente, no hace más que animar al ocupante a continuar su huida hacia delante y a acentuar su política represiva”.

A este respecto, el Sr. Fattorini dijo en el Fattorini dijo en el comunicado, retransmitido por la agencia de prensa saharaui (SPS), que “las 300 organizaciones que componen el Grupo de Ginebra expresan su profunda preocupación por las sistemáticas y graves violaciones de los derechos humanos y de las normas del derecho internacional humanitario por parte de la ocupación marroquí en los territorios saharauis ocupados, así como la explotación ilegal por parte del ocupante de los recursos naturales de estos territorios”, lamentando “el apoyo de los Estados miembros de la UE a Marruecos, en flagrante violación de las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

En la misma línea, el comunicado señalaba que “además de la represión de las manifestaciones saharauis de forma brutal, el ocupante marroquí está sometiendo a todo tipo de abusos a los defensores de los derechos humanos, periodistas y presos políticos saharauis.

En la misma línea, la organización sueca Right Livelihood hizo un llamamiento al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos para que envíe urgentemente una Misión de Observación de los Derechos Humanos al Sáhara Occidental para “observar la situación de los derechos humanos de primera mano”, subrayando que “ha llegado el momento de que la ONU adopte una postura firme y clara ante las graves violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental”.

Right Livelihood denunció también “el acoso por parte del ocupante marroquí a las organizaciones no gubernamentales que desean visitar los territorios saharauis ocupados, impidiéndoles el acceso a los mismos”, denunciando “la gravedad de la situación de los activistas saharauis, que sufren, además de la violencia física, restricciones a sus movimientos”.