Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- Según la familia de Mohamed Lamin, el preso político saharaui y periodista miembro del grupo Gdeim Izik ha iniciado hoy una huelga de hambre.

Mohamed Lamine Haddi sigue siendo víctima de malos tratos, negligencia médica y confinamiento en solitario las 24 horas del día.

Lleva 8 meses sin salir de su celda, lo que supone claramente una situación de riesgo para su vida, con consecuencias no sólo psicológicas sino también físicas graves.

Los únicos minutos que deja su celda es una vez a la semana, cuando llama a su familia.

Aunque llama a su familia una vez a la semana, no está claro desde qué prisión lo hace.

Recordamos que todas las comunicaciones telefónicas son controladas por las administraciones penitenciarias y los guardias están al lado de los reclusos.

La campaña de Amnistía Internacional para salvar la vida del Sr. Haddi sigue en marcha, pero hasta ahora las autoridades marroquíes no han mejorado su situación.

La abogada del preso polítco, Maitre Olfa Ouled dijo que la familia está muy preocupada, ya que la salud del Sr. Haddi sólo puede empeorar con la prolongada negligencia médica y los malos tratos.

En cuanto a las visitas y a las reiteradas peticiones tanto de la familia como de Maitre Ouled, las autoridades marroquíes siguen ignorando estas peticiones.