Esta entrada también está disponible en: Français (Francés)

MADRID- APS.dz.- El equipo de defensa del Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Secretario General del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha pedido a un tribunal español que se remita los dos informes elaborados por la inteligencia española que establecen la implicación de la inteligencia marroquí en el inicio de acciones legales contra el presidente saharaui “por detención y tortura”.

El diario español “Publico”, que dijo haber consultado los dos informes, fechados en mayo y junio, dijo que la investigación está en curso con el SG del Frente Polisario a nivel del Tribunal Supremo español en relación con los presuntos delitos relacionados con la detención ilegal y la tortura.

“Los servicios de inteligencia marroquíes están detrás de la denuncia presentada por Fadel Breika, que afirma haber sido torturado por el Frente Polisario”, afirma el diario español.

Fadel Breika “acudió a los campamentos de refugiados saharauis para provocar al mando del Polisario y empujarlo así a que lo detuviera”, según fuentes de los medios de comunicación españoles, que afirman que los ingresos de este individuo proceden exclusivamente de servicios marroquíes.

Según “Público”, los dos informes elaborados por los servicios de inteligencia españoles ponen de manifiesto la relación directa entre Breika y la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED), que forma parte de los servicios de inteligencia marroquíes.

Según la carta del abogado de la SG del Polisario, D. Manuel Ollé, “estos informes clasificados” demuestran que “los servicios de inteligencia marroquíes han utilizado una doble estrategia (judicial y mediática) para acosar a Ghali, limitar sus movimientos y obtener el apoyo de la opinión pública española a las causas abiertas contra él”.

Los dos informes se elaboraron en medio de la crisis entre Marruecos y España en mayo de 2021.

Un informe fechado el 24 de junio de 2021 había acusado a Breika de ser miembro de la Iniciativa Saharaui por el Cambio, antes de unirse al “Movimiento Saharaui por la Paz”, “dos organizaciones escaparate de la inteligencia marroquí”, dice “Público”.

Este no es el único escándalo revelado por los medios de comunicación españoles, ya que el diario El País informó recientemente de los intentos marroquíes de comprar conciencias para promover sus tesis coloniales en el Sáhara Occidental.

El diario afirmaba que “el movimiento de paz saharaui” había recibido, al igual que otras personalidades y organizaciones, fondos colosales de los servicios de inteligencia marroquíes para promover la tesis colonial (Marruecos) en el Sáhara Occidental.

Según el diario español, dicho movimiento fundado por el ex diplomático Hadj Ahmed es una mera tapadera de las actividades de los servicios de inteligencia marroquíes.

Entre las acciones llevadas a cabo por el movimiento en cuestión a favor del régimen marroquí, destacan sus acciones jurídicas y mediáticas durante la estancia del presidente saharaui en España para recibir tratamiento médico.

Los servicios de inteligencia españoles recuerdan en su informe que los servicios de inteligencia marroquíes pusieron en marcha una estrategia jurídica y mediática durante la estancia de Ghali en España, señala el periódico, y añade que el objetivo era “perturbar” o incluso “inmovilizar” a Ghali y “crear una determinada opinión en la prensa española hacia él”.

El documento, redactado el pasado mes de junio, muestra que Rabat ha utilizado “varios recursos, incluidos los económicos, para reactivar todas las denuncias y acciones interpuestas contra el Frente Polisario y su líder ante la justicia española”.