Esta entrada también está disponible en: English (Inglés) Português (Portugués, Portugal) Français (Francés)

LUSACA – APS.dz .- Marruecos no consiguió convencer a las delegaciones africanas para que excluyeran a la República Saharaui de la participación en la octava cumbre de la Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD), prevista para los días 28 y 29 de agosto en Túnez, habiendo aprobado el Consejo Ejecutivo de la Unión Africana (UA), el jueves en Lusaka, una resolución a través de la cual se pide la participación de todos los países africanos en esta reunión.

Esta resolución fue aprobada al final de una sesión a puerta cerrada marcada por un largo debate de los ministros de Asuntos Exteriores africanos, en el marco de la 41ª sesión del Consejo Ejecutivo de la UA que se celebra actualmente en la capital de Zambia.

Según fuentes bien informadas, el representante marroquí intentó en vano, durante esta reunión, convencer a todas las delegaciones africanas de la necesidad de excluir a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), esgrimiendo vanos argumentos según los cuales “la asociación que vincula a los países africanos con Japón no entra en el marco de la UA”.

Un intento condenado al fracaso, según las mismas fuentes, en el sentido de que ningún Estado, ni siquiera los aliados del majzén, apoyó la posición marroquí. Por el contrario, muchos de los ministros africanos participantes señalaron la necesidad de pedir al socio japonés que extienda una invitación a todos los países africanos, incluida la República Saharaui.

Al final de la sesión, un proyecto de resolución preparado por el presidente del Consejo, el ministro de Asuntos Exteriores de Senegal, incluyó este punto y encargó a la Comisión de la UA, encabezada por el presidente Moussa Faki, que mantuviera informado a Japón de la posición común africana sobre esta cuestión.

Cabe señalar que la cumbre de la TICAD es uno de los foros internacionales más importantes para la cooperación al desarrollo entre los países africanos, Japón y los organismos internacionales.