Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

washingtontimes.com.- El Pentágono está buscando lugares alternativos para llevar a cabo su mayor ejercicio en África después de que los legisladores en Washington dijeran que Marruecos debería ser eliminado como nación anfitriona debido a su disputado control sobre el Sahara Occidental.

En una audiencia celebrada la semana pasada para considerar el nombramiento del Teniente General del Cuerpo de Marines Michael E. Langley para el puesto más alto del Mando de África de Estados Unidos, el senador James Inhofe, republicano de Oklahoma, acusó al gobierno marroquí de cometer “ataques viciosos” contra el pueblo saharaui en la región.

“Marruecos no ha hecho nada para reparar el daño que ha causado al pueblo saharaui después de todos estos años, y no ha hecho nada para demostrar que se toma en serio la resolución de la crisis”, dijo Inhofe, el principal republicano del Comité de Servicios Armados del Senado.

Acusó a Rabat de engañar a las administraciones estadounidenses durante décadas sobre su voluntad de entablar negociaciones con el Frente Polisario, un movimiento independentista saharaui respaldado por Argelia.

“He presionado [al Departamento de Defensa] para que busque lugares alternativos para el ejercicio militar anual León Africano que se ha celebrado en Marruecos anteriormente”, dijo Inhofe.

El León Africano 2022 se celebró el mes pasado. Miles de militares de varios países participaron en el ejercicio de armas combinadas que incluyó ejercicios de fuego real, maniobras de combate aéreo y operaciones navales.

El Secretario de Defensa, Lloyd Austin, acordó estudiar la posibilidad de que otros países asuman las funciones de anfitriones de los futuros ejercicios León Africano, dijo Inhofe.