Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés)

MADRID – APS.dz.- La ex ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, habló del chantaje realizado por Marruecos a España para que cambie su posición en la cuestión saharaui, utilizando la migración como medio de presión.

Preguntada en una entrevista con el periódico El Diario Montanes sobre la presión ejercida por Rabat sobre Madrid en la cuestión del Sáhara Occidental, la Sra. Arancha González respondió: “Nadie se deja engañar”.

También mencionó el chantaje del majzén: “Lo que creo es que la Unión Europea (UE), después de diferentes episodios en la frontera con Turquía y Bielorrusia y también con Marruecos, ha rechazado claramente el uso de la migración como arma política”.

“Hay que hacer todo lo posible para evitar la utilización de personas en situación muy vulnerable”, dijo.

La ex jefa de la diplomacia también volvió a referirse a la hospitalización del presidente saharaui Brahim Ghali en España, que desencadenó la crisis con Marruecos. Explicó que había un problema que precedía a este acto humanitario, y que ya había habido movimientos migratorios muy importantes antes.

“El caso es anterior a la llegada de Ghali a España. Nunca sería aceptable que alguien nos dijera cómo hacer una acción humanitaria”, advirtió.

Por otra parte, González Laya insistió en la importancia de las negociaciones para alcanzar una solución al conflicto del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos y en apoyar los esfuerzos del Enviado Personal del SG de la ONU para el expediente.

“Lo que digo y apoyaré es que debe haber una solución al problema del Sáhara Occidental y que ésta sólo puede venir de una negociación entre las partes (Marruecos y el Frente Polisario, nota del editor). Sólo una negociación entre las partes será eficaz a medio plazo, y también debemos apoyar los esfuerzos del mediador de la ONU”, dijo.

Subrayó que “hay cuestiones de política exterior en las que España es un actor más y otras en las que es protagonista, como el conflicto del Sáhara Occidental”.