Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés) العربية (Árabe)

Como cada año, la Aldea Copains du Monde, situada en la granja de Taulet, en Gravelines, cerca de Dunkerque, recibe grupos de niños de todo el mundo durante las vacaciones de verano.

Este mes de agosto, 300 niños serán acogidos, entre ellos una treintena de niños saharauis y sus monitores. Su lugar sigue siendo central este año, sobre todo porque el Ministerio de la Juventud de la RASD ha elegido enviar a Francia a varios hijos e hijas de mártires, caídos en combate o víctimas de los drones marroquíes, desde la reanudación de la guerra en noviembre de 2020.

Sidemhamed Ahmed, adjunto del representante del Frente Polisario en Francia, encargado de la diáspora saharaui, y Régine Villemont, presidenta de la AARASD, pudieron participar durante dos días en las actividades y la alegre dinámica de este extraordinario campamento de solidaridad. Ambos saludan el compromiso de Christian Hogard, Presidente de esta Aldea, y de sus equipos, que desde hace tantos años llevan a cabo esta solidaridad sin fronteras, que da plena cabida a los refugiados y a los migrantes.

Las banderas de la RASD han ondeado durante los dos últimos días en todo Gravelines, y ondearán durante los tres próximos días en París, ya que los niños saharauis y todos sus amigos estarán allí para descubrir la capital.