Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal)

Por José Sousa Dias, agencia de noticias Lusa .- El embajador argelino en Lisboa declaró en una entrevista a la agencia de noticias Lusa que el futuro del Sáhara Occidental, disputado por Marruecos y el movimiento de liberación Frente Polisario, apoyado por Argelia, “sólo pasa por la celebración del referéndum de autodeterminación”.

“El futuro del Sáhara Occidental no puede ser otro que la autodeterminación del pueblo saharaui. Argelia tiene una cuestión de principios con respecto al Sáhara Occidental: es una cuestión de descolonización que debe resolverse en el marco de las Naciones Unidas, que prevé la organización de un referéndum auténtico, libre y transparente que permita al pueblo saharaui expresarse sobre su destino”, declaró Abdelmadjd Naamoune.

El diplomático argelino, que termina su mandato de tres años como embajador en Portugal a principios de noviembre, recordó que la semana pasada la Cuarta Comisión de Naciones Unidas, que trata las cuestiones de descolonización y de territorios no autónomos, “reafirmó el marco jurídico de la cuestión”, subrayando que el Sáhara Occidental “es un territorio no autónomo y que se trata de una descolonización”.

“Todas las resoluciones [de la ONU] apoyan ese terreno. Hay un enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas [Staffan de Mistura] que actúa en este marco y que ha propuesto la renovación del mandato de la MINURSO” [Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, creada en 1994 con este fin, tres años después del acuerdo de alto el fuego], subrayó Naamoune.

El diplomático argelino utilizó este mismo argumento para rechazar las declaraciones de su homólogo marroquí también en Lisboa, Othmane Bahnini, quien, también en una entrevista con Lusa el 8 de este mes, consideró que el referéndum de autodeterminación para el Sáhara Occidental “está muerto” y que el plan de autonomía ampliada propuesto por Marruecos es “la solución” para el contencioso.

“Tengo que decir que el referéndum está muerto. No hay referéndum porque, insisto, es irrealizable. El referéndum nunca ha resuelto los problemas, salvo en tres casos [uno de ellos el de Timor Oriental]. El referéndum no es un fin en sí mismo y está lejos de ser la solución ideal”, dijo entonces Bahnini.

Hoy, Naamoune ha recordado que en la reunión de la 4ª Comisión de la ONU se renovó el marco jurídico de las resoluciones, “por lo que debería estudiarse todo a la luz de ello, basándose en la descolonización y en un territorio no autónomo”. Cuestionado por Lusa sobre si la próxima resolución de la ONU, que se divulgará a finales de este mes, será más de lo mismo y no se cambiará nada, Naamoune declinó responder, admitiendo, sin muchas esperanzas, que esperaba que los miembros del Consejo de Seguridad, divididos sobre el tema, pudieran incluir una mención a los Derechos Humanos, “que es importante y que nunca se tuvo en cuenta”.

Con motivo de la 31ª sesión ordinaria de la Liga Árabe, que Argel acogerá los días 1 y 2 de noviembre y que coincide con el 68º aniversario de la Revolución argelina (que desembocó en la guerra contra Francia entre 1954 y 1962, día festivo en el país), Naamoune confirmó la invitación enviada al rey Mohamed VI de Marruecos, pero dijo desconocer si el soberano argelino viajará a Argel.

“El Presidente argelino [Abdelmadid Tebboune] ha pedido a todos los jefes de Estado que asistan a la cumbre. No sabemos aún quiénes vendrán, pero en cualquier caso, estoy seguro de que todos los Estados han confirmado ya su participación en la cumbre a alto nivel”, dijo el diplomático, señalando que hay otros temas más importantes que un posible acercamiento entre Marruecos y Argelia, cuyas relaciones diplomáticas están cortadas.

Una de ellas es la reunificación de las diferentes facciones palestinas. Según Naamoune, 14 de ellos se reunieron el 13 de este mes en Argel, y acordaron crear una hoja de ruta para una reunificación.

“La ‘Declaración de Argel’ [sobre los palestinos] es una excelente noticia, en particular porque podrán estar presentes en la cumbre de la Liga Árabe, lo que facilitará un acuerdo mínimo para una solución palestina.

“Lo que puedo decir es que en la cumbre participan todos los países de habla árabe. El primer objetivo es que todo el mundo esté presente y siempre existe la gran esperanza de que se discutan los problemas del mundo árabe, para que todo el mundo pueda hacer frente a los retos actuales del mundo, atribulado por la crisis de Ucrania, y para que los países árabes discutan los verdaderos problemas a los que se enfrenta el mundo árabe”, concluyó.