Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) Français (Francés)

GINEBRA – APS.dz.- Varios países han señalado a Marruecos durante el Examen Periódico Universal (EPU) de este país ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, denunciando la ocupación ilegal del Sáhara Occidental y pidiendo la organización de un referéndum de autodeterminación en este territorio no autónomo.

Estos países interrogaron el martes a Marruecos sobre la desastrosa situación que reina en los territorios saharauis ocupados, durante la 41ª sesión del Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal (EPU), celebrada del 7 al 18 de noviembre en Ginebra.

Así, los representantes de Sudáfrica, Luxemburgo, Noruega, Timor Oriental e Irlanda, entre otros, hicieron un llamamiento a Marruecos para que “facilite urgentemente el acceso de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) al Sáhara Occidental y respete los derechos humanos de los saharauis, incluido su derecho a la autodeterminación”.

Sudáfrica también instó al reino cherifiano a “permitir una evaluación independiente de la situación de los derechos humanos” en este territorio pendiente de descolonización y a “levantar todas las medidas que restringen la circulación de los defensores de los derechos humanos y los periodistas saharauis”.

Su representante invita a Marruecos a aceptar la visita del Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos y a permitirle visitar libremente los territorios saharauis. Esta petición también fue realizada por Vanuatu.

Además de facilitar el acceso de la OACDH, Timor Oriental pidió a Marruecos que coopere con el Enviado Personal del SG de la ONU para el Sáhara Occidental, para respetar, proteger y promover los derechos humanos de todos los habitantes de este territorio no autónomo y permitirles ejercer su derecho a la autodeterminación a través de un referéndum democrático.

Por su parte, Venezuela ha expresado su “preocupación” por las restricciones a la libertad de expresión en el Sáhara Occidental ocupado y también por la actuación de las fuerzas de seguridad, así como por algunas expulsiones.

En este sentido, pidió a Marruecos que “ponga fin a su negación del derecho a la autodeterminación, de acuerdo con el derecho internacional, organizando un referéndum que garantice la libre expresión” de los saharauis.

Subrayando, por su parte, que el derecho a la autodeterminación está formalmente establecido en el derecho internacional, Namibia recordó que “el Reino de Marruecos sigue ocupando ilegalmente el Sáhara Occidental”.

“Para colmo de males, algunos Estados, en violación de sus obligaciones erga omnes, siguen reconociendo la ocupación ilegal”, denunció el representante de este país africano, lamentando que algunos países hayan optado por “la conveniencia económica en lugar de los principios bien establecidos del derecho internacional”.

En este contexto, hizo un llamamiento para “permitir al pueblo saharaui ejercer su derecho a la autodeterminación mediante un referéndum libre, justo y transparente administrado por la ONU” y para “respetar (su) derecho a disfrutar y utilizar plena y libremente sus recursos naturales”.

Uganda pidió que se estableciera un “mecanismo de responsabilidad para vigilar de cerca y abordar los derechos y las libertades del pueblo del Sáhara Occidental”.

El representante de Irlanda expresó su preocupación por el hecho de que los defensores de los derechos humanos y los periodistas sigan siendo objeto de intimidación, acoso, amenazas de muerte, criminalización y agresiones físicas y sexuales, especialmente en el Sáhara Occidental.

Instó a Marruecos a “tomar todas las medidas necesarias para garantizar el respeto de los derechos humanos de todos los saharauis, incluidos los defensores de los derechos humanos, en particular facilitando las medidas de vigilancia”.