¿Uno de los conflictos más antiguos de África finalmente está llegando a su fin? Reportaje sobre el Sahara Occidental en “The New Yorker”

Sahara Occidental New Yorker

Un oficial del Frente Polisario examina el muro marroquí en el Sáhara Occidental. John Bolton y un ex presidente alemán han ayudado a impulsar las primeras negociaciones en seis años sobre el territorio desértico en disputa.

Fuente: The New Yorker. Texto y foto: Nicolas Niarchos, 29 de diciembre de 2018. | Traducción no oficial: EIC Poemario por un Sahara Libre

En los últimos cuarenta años, decenas de miles de soldados marroquíes custodian un muro de arena que se extiende a lo largo de más de dos mil kilómetros a lo largo del territorio saharaui. La vasta llanura a su alrededor está vacía y plana, interrumpida solo por dunas ocasionales que la atraviesan. Pero el muro no es un fenómeno natural. Fue construido por el Reino de Marruecos en los años ochenta, y es la fortificación defensiva más larga en uso hoy en día, y la segunda más larga de la historia, después de la Gran Muralla de China. La cruda barrera, rodeada de minas terrestres, cercas eléctricas y alambre de púas, divide un pedazo de desierto azotado por el viento del tamaño de Colorado, conocido como Sahara Occidental. Antigua colonia española, el territorio fue anexado por su vecino del norte, Marruecos, en 1975. Un grupo de liberación saharaui, el Frente Polisario, emprendió una guerra de guerrillas por la independencia. En 1991, después de dieciséis años de conflicto, las dos partes acordaron un alto el fuego. El muro que separa a los enemigos se extiende desde el océano Atlántico hasta las montañas de Marruecos, aproximadamente la distancia entre Nueva York a Dallas. Leer más

Ayúdanos a difundir >>>