Estudiantes saharauis en protesta atacados por la policía marroquí

PUSL.- El grupo de jóvenes estudiantes que protestaban desde el 1 de octubre en Rabat, frente al edificio de la Universidad alegando su derecho a la inscripción, fueron atacados el jueves por la noche por las autoridades marroquíes.

Como se puede escuchar y ver en las imágenes, los jóvenes fueron atacados por la policía marroquí con porras. Cuatro de los jóvenes, Hamza Bouhriga, de 22 años, Yousef Bougharyon, de 23 años, Mohamed Sghir, de 22 años y Mohammed Bah, de 26 años, resultaron gravemente heridos. Hamza Bouhriga fue trasladados al hospital.

A pesar del ataque y la intimidación, los jóvenes saharauis regresaron a la protesta al día siguiente, viernes.

Ocho de los estudiantes no pudieron matricularse en la Universidad de Rabat en cursos de derecho y ciencias sociales. Los funcionarios les dijeron que la Junta Universitaria afirma que no tienen derecho a inscribirse porque no residen en Rabat ni tienen sus documentos de identidad emitidos en Rabat.

Sin embargo, este argumento no se aplica a los marroquíes que llegan de todo el Reino de Marruecos e incluso de los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Esta medida no es la única dificultad para los estudiantes saharauis que cada año se encuentran con más impedimentos para continuar su educación superior.

Como el Sáhara Occidental está bajo la ocupación marroquí y lleno de colonos, la estrategia de Marruecos es erradicar a la población saharaui por todos los medios, ya sea a través del empobrecimiento forzado o empujando a los jóvenes a emigrar ilegalmente. La atención médica es negligente o inexistente.

La presencia de jóvenes estudiantes saharauis ha sido un dolor de cabeza continuo para Marruecos, ya que están en contacto con jóvenes marroquíes fuera de los territorios ocupados y la manipulación de la información dada por los canales oficiales queda expuesta y se denuncia.

“Este no es el único caso, tenemos jóvenes que no pueden inscribirse, que no tienen acceso a los campus universitarios o que ya están en cursos pero cuyo tratamiento por parte de profesores y administradores universitarios son actos de puro racismo. Hay cursos a los que nunca tenemos acceso como medicina, física, química y otros. Esto no es solo pasa en Rabat, que está a 1200 km de nuestra tierra, sucede en todas las universidades de Marruecos y ha sido peor año tras año. Somos fantasmas, la comunidad internacional no está interesada en nosotros, todos quieren que desaparezcamos para que no seamos un problema. Pues están equivocados no nos harán desaparecer y seguiremos luchando por nuestros derechos “. Mohamed, estudiante saharaui.

Son 8 los nuevos estudiantes saharauis a los que se les ha negado el derecho de matricularse, pero son 20 los que protestan, la solidaridad y unidad entre los saharauis es una fuerza que ha resistido sin violencia desde 1991 (cuando el acuerdo de alto el fuego fue firmado).

Ayúdanos a difundir >>>