El preso político saharaui, Mohamed Bashir Boutengiza, integrante del grupo Gdeim Izik, que se encuentra en la prisión central de Kenitra, al norte de Rabat – la capital marroquí, ha iniciado ayer miércoles, una huelga de hambre de 48 horas con motivo de la conmemoración del septuagésimo tercer aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Según la Asociación para la protección de los presos saharauis en las cárceles marroquíes, Mohamed Bashir Boutengiza, tiene como objetivo denunciar sus condiciones de detención y hacer hincapié en la necesidad de que el Delegado General de la Administración Penitenciaria marroquí responda a todas las demandas expresadas, la principal de las cuales es el derecho al traslado a una prisión cercana a su familia.

 

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies