Rusia 2018: redadas en el Sahara antes del partido España-Marruecos

(Foto archivo)

Una amplia intervención policial de las fuerzas marroquíes en territorio del Sahara, en concreto en El Aaiún y Smara, se ha producido antes de la visita del enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, y de la celebración el lunes 25 de junio de 2018 del partido del Mundial en Rusia entre España y Marruecos.

A pesar del anuncio que se hizo, Köhler no visitó El Aaiún en la primera semana de abril, antes de aprobarse la nueva resolución 2414 sobre el Sahara. Ahora sí, tras una previsible visita a Rabat, y la posible reunión con representantes de asociaciones pro Polisario ha abierto todas las alertas. También visitará Smara y Dajla. De momento se encuentra en la capital argelina, Argel. Posteriormente acudirá a los campamentos de refugiados saharauis en Argelia además de la capital mauritana.

Desde el jueves 21 se han producido detenciones y asaltos a gran escala, así se actuó en cinco viviendas en barrios de El Aaiún deteniendo a tres estudiantes. En total se calcula que entre El Aaiún y Smara se han podido detener a unas 60 personas, según Equipe Media.

Mientras, en la sede de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso), los preparativos para la presencia del mediador alemán ya terminaron, incluida la pintura de las instalaciones. Durante su estancia, el enviado personal planea visitar, las sedes de la Minurso instaladas en la región.

Los últimos encuentros de Horst Köhler con las partes implicadas en el conflicto del Sáhara tuvieron lugar a principios de año, en Berlín con una delegación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y en Lisboa con el Gobierno marroquí.

En cuanto al fútbol, no es ajeno a la intervención marroquí. Hace cuatro años, en el Mundial de Brasil, tras el partido entre Argelia y Alemania celebrado el 30 de junio hubo incidentes en El Aaiún tras finalizar el encuentro, ya que se convirtió en una concentración de partidarios de la autodeterminación del Sahara que acabó reprimida y con detenciones.

Es evidente que, a pesar de la gran vigilancia policial, no se pueden evitar las concentraciones masivas para ver el partido entre Marruecos y España que tiene una fuerte connotación en el territorio saharaui. Se quiere evitar cualquier problema de orden público que no sería la primera vez que se produce tras un encuentro futbolístico, habría que rememorar lo sucedido en Dajla en 2011.

En este tema deportivo hay que citar cuestiones obvias. Son casi seis décadas sin disputarse un partido entre España y Marruecos a pesar de la vecindad. Tan sólo dos precedentes, ambos favorables a España. Hubo un tímido intento en 2006, con motivo del Centenario de la Conferencia de Algeciras, en celebrar en la ciudad un amistoso de selecciones absolutas pero no cuajó el proyecto.

En cuanto a Marruecos, 17 de los 23 futbolistas han nacido fuera del territorio marroquí. Hay seis jugadores que disputan la liga española. Hay casi 800 000 marroquíes en España y unos 20 000 españoles en Marruecos. España se encuentra prácticamente clasificada para octavos y Marruecos eliminada tras llevar dos décadas sin participar en la mayor cita mundial de selecciones nacionales.

Por otra parte, de los numerosos equipos y futbolistas españoles solidarios con el Sahara se puede citar al trece veces internacional español Aritz Adurizquien lució sin problemas una bandera saharaui. El último de los actos solidarios es un partido de veteranos del Albacete y el Málaga que el día 30 de junio disputarán un partido en beneficio del las escuelas de refugiados saharauis en Tinduf.

Asimismo, citar a futbolistas saharauis que juegan en la liga española. Mencionar a Mustafá Azman, llamado ‘el ciclón de Dajla’, de 30 años y que defiende actualmente al Melilla. Juega de extremo y siempre ha disputado con equipos de Segunda B y Tercera División. Tanbién el joven de 20 años Ali Radjel Cheikh, quien jugó en el Rayo Vallecano juvenil y pasó por el Fk Utenis Utena de Lituania, así como Sidahme SidatiSilas, de 18 años quien, tras pasar por los equipos vascos Sestao River y SD Leioa, defendió la última temporada las filas del gallego UD Somozas.

Sensu contrario se puede citar al Real Madrid que cuenta con el internacional marroquí Achraf Hakimi y secundó la exhibición en el propio estadio Santiago Bernabeú, por parte de las activas peñas marroquíes –un total de seis-, de una pancarta con la anexión del Sáhara, con el apoyo del club que preside Florentino Pérez, que lo propagó en su web.

Otra reciente polémica la ha protagonizado el AC Milan, equipo italiano que ha decidido abrir una academia de fútbol en El Aaiún, lo que ha motivado el entusiasta apoyo de las autoridades promarroquíes de la región, señalando que es una muestra del reconocimiento del Sahara marroquí por parte del club lombardo.

Otros puntos sensibles cara al partido España-Marruecos son dos zonas del país vecino, Sidi Ifni donde manifestantes lucen banderas españolas en sus protestas y donde, recordemos, se mancilló la bandera española con la triste aquiescencia de nuestras autoridades consulares, así como el Rif, donde la presencia de la bandera rojigualda en una protesta también recabó insultos. En ambas zonas las fuerzas de seguridad les dicen como insulto a los manifestantes ¡españoles! e ¡hijos de españoles! Hay que citar que hablar español en zonas como el Sahara o Sidi Ifni es visto como símbolo de rebeldía ante el régimen.

Hay que recordar que existe una selección del Sáhara –denominada Los Dromedarios- y una Federación Saharaui de Fútbol (FSF), representante de la RASD. En diciembre de 2003, la FSF fue la primera federación que obtuvo su afiliación provisional a la Nouvelle Fédération-Board (NF Board), organización reconvertida en la Confederación de Asociaciones de Fútbol Independiente (ConIFA) creada para las asociaciones nacionales de fútbol que no están representadas dentro de la FIFA.

Son un total de 47. De hecho, organizan un Mundial paralelo, -llevan cinco- antes del oficial al que no se clasificó el Sahara y que ganó Karpatalya –región de la minoría húngara de Ucrania-. El Sahara no puede estar afiliada ni a la FIFA, ni a la Confederación Africana de Fútbol (CAF).

Marruecos vive la frustración por quinta vez de no conseguir organizar un Mundial, en este caso el de 2026 que obtuvo el trío encabezado por Estados Unidos, México y Canadá. Tras criticar abiertamente a Arabia Saudí, que votó en su contra, también hubo malestar con España que no votó por la crisis al cesar al entonces seleccionador Julen Lopetegui, algo que no entendieron los marroquíes.

Un detalle importante a destacar es que en todos sus intentos, Marruecos jamás ha incluido el territorio del Sahara para disputar cualquier encuentro de su futuro Mundial, conociendo sobradamente que le restaría muchos votos esta cuestión al tratarse de un territorio no autónomo según la ONU.

Si bien ha anunciado que optará al de 2030 –incluso hizo guiños al archienemigo Argelia para organizarlo conjuntamente e incluso agradeció su voto en la disputa para 2026- lo cierto es que esa fecha en que se cumplen cien años del campeonato del Mundo, lo tiene muy complicado al presentarse otras opciones como la de Argentina-Uruguay-Paraguay o el Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte o Ulster)

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies