Secuestro y tortura del Sr. Bouhalla, activista saharaui de derechos humanos

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- Ghali Bouhalla, defensor de derechos humanos saharaui, fue secuestrado la tarde del jueves 11 de febrero en su lugar de trabajo por un comando – fuerzas especiales de las fuerzas de ocupación marroquíes en El Aaiun, Sahara Occidental.

Bouhalla estaba trabajando en una mezquita que necesitaba algunas reparaciones, cuando las fuerzas especiales lo secuestraron. La madre del señor Bouhalla llamó al móvil de su hijo para encargarle un recdo, pero fue el compañero de su hijo quien respondió, afirmando que había sido secuestrado por las fuerzas de ocupación, pero que le había dejado su teléfono antes del secuestro.

Aproximadamente 20 a 30 minutos después, las fuerzas especiales, acompañadas por policías uniformados y el Sr. Bouhalla llegaron a la casa de la familia. Eran alrededor de las 7 pm local.

Los agentes tenían máscaras negras sobre sus rostros. Entre el comando y la Policía había unos 25 agentes.

Rodearon la casa y la madre del Sr. Bouhalla gritó desde la ventana que habían secuestrado a su hijo y que no abriría la puerta, y que estaba sola en casa con su hija, la Sra. Maryam Hamadi (también conocida como activista de derechos humanos que ha participado en varias conferencias on line desde noviembre denunciando abusos contra los derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado).

Las fuerzas especiales ya tenían un ariete en sus manos para irrumpir en la puerta principal de la casa.

Derribaron la puerta e iniciaron una violenta invasión dentro de la casa, rompiendo todas las puertas y haciendo un registro no especificado.

Nunca se mostró a la familia ninguna orden judicial u otro documento, ni se explicaron qué buscaban ni cuáles eran los cargos contra el Sr. Bouhalla.

El hermano de Bouhalla, Hamza, estaba en la calle y filmó parte del ataque, la casa fue rodeada y tuvo que huir de la policía que corrió tras él. Maryam Hamadi podía oírlos gritar “tiri, tiri” (¡dispárale, dispárale!).

A Ghali Bouhalla lo empujaron al interior de la casa con una capucha de tela negra sobre la cabeza. El Sr. Bouhalla gritó consignas por los derechos del pueblo saharaui, que el Frente Polisario era el representante legítimo del pueblo saharaui, y dijo a su madre y hermana “no tengan miedo y tengan coraje”.

Maryam Hamadi estaba filmando con su teléfono celular, en el momento en que la policía la vio, le exigieron su teléfono, que se negó a dar, pero finalmente se llevaron su teléfono a la fuerza.

También confiscaron el teléfono de la madre del Sr. Bouhalla.

Durante el registro de la casa, el comando encontró una bandera saharaui. Le quitaron la capucha negra de la cabeza al Sr. Bouhalla y le cubrieron el rostro y la cabeza con la bandera, asfixiándolo y golpeándolo brutalmente. Su madre trató de interponerse entre su hijo y los agentes atacantes, pero la apartaron.

La señora Maryam Hamadi y su madre se acercaron a la ventana abierta y empezaron a gritar lo que estaba pasando para que los vecinos pudieran escuchar, los agentes empujaron a las dos mujeres lejos de la ventana y repetidamente golpearon sus caras y las arrojaron al suelo.

Tres policías rodearon a las dos mujeres, mientras las fuerzas especiales llevaron a Bouhalla con la bandera sobre su cabeza a uno de sus autos. Los tres policías fueron los últimos en salir de la casa.

Por el momento se desconoce el paradero del Sr. Bouhalla.

El Sr. Bouhalla es un ex preso político, que fue detenido y torturado en 2011 por portar una bandera saharaui y liberado en julio de 2014. En 2015, durante una visita de una misión de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, participó en una manifestación pacífica denunciando la violación de los derechos humanos y fue víctima de la brutalidad policial.

Una respuesta a “Secuestro y tortura del Sr. Bouhalla, activista saharaui de derechos humanos”

Los comentarios están cerrados.